Foto: Angela Woodside/Audubon Photography Awards

Cóndor Californiano

Gymnogyps californianus

Teniendo en cuenta que es un vestigio de la prehistoria, el gran cóndor es una de nuestras aves más grandes y magníficas; y una de las menos comunes. Dado que se eleva sobre riscos silvestres, se alimenta de cadáveres de animales muertos de gran tamaño y se reproduce muy lentamente, el sur de California actual no era muy adecuado para la supervivencia de este ave. Estuvo a punto de extinguirse en la década de 1980, y en 1987 se trajeron las últimas aves de la selva, para criarlas en cautividad y volver a liberarlas luego en su hábitat natural. El programa de cría en cautividad resultó tener un éxito sorprendente, y bandadas de cóndores liberados sobreviven en varias zonas de California y en la región del Gran Cañón.
Estado de conservación La disminución de ejemplares ya era evidente en el año 1890. Las razones más tempranas de este declive incluyeron la caza; pero además muchos cóndores morían en trampas o a causa de cadáveres intoxicados expuestos para matar a depredadores de gran tamaño. En años más recientes, la intoxicación (incluido el envenenamiento con plomo), la caza y las colisiones con cables eléctricos fueron algunas de las causas de muerte. La cantidad de ejemplares restantes se estimó en alrededor de 60 en 1965 y en menos de 25 en 1982. A mediados de 1980, los cóndores silvestres restantes fueron capturados para que se reprodujeran en cautividad. Este programa de reproducción resultó ser bastante exitoso al aumentar el número de ejemplares en cautividad, lo que sugiere que sería posible restablecer una población silvestre nuevamente. A mediados de la década de los 90, se intentó liberar en su hábitat natural a algunos de los cóndores criados en cautividad.
Familia Buitres del Nuevo Mundo
Hábitat Campo abierto, colinas escarpadas. En un momento, habitó en gran parte del oeste, desde montañas y valles hasta la costa. Durante el último tiempo en que habitó en California, el cóndor se alimentaba en pastizales y sabanas y nidificaba en terreno montañoso escarpado con bosques y acantilados.
Teniendo en cuenta que es un vestigio de la prehistoria, el gran cóndor es una de nuestras aves más grandes y magníficas; y una de las menos comunes. Dado que se eleva sobre riscos silvestres, se alimenta de cadáveres de animales muertos de gran tamaño y se reproduce muy lentamente, el sur de California actual no era muy adecuado para la supervivencia de este ave. Estuvo a punto de extinguirse en la década de 1980, y en 1987 se trajeron las últimas aves de la selva, para criarlas en cautividad y volver a liberarlas luego en su hábitat natural. El programa de cría en cautividad resultó tener un éxito sorprendente, y bandadas de cóndores liberados sobreviven en varias zonas de California y en la región del Gran Cañón.
Galería de fotos
  • adult
  • adults
  • juvenile
  • adult
  • adult
  • adult
Comportamiento alimentario

por lo general, solo buscan alimento durante las horas más cálidas del día, y pasan las mañanas y las noches posados en los dormideros nocturnos. Buscan alimento elevándose para detectar carroña, normalmente a menos de 2000' (600 m) sobre el nivel del suelo. Pueden llegar a encontrar gran parte de su alimento observando las acciones de otras aves carroñeras como buitres o cuervos.


Huevos

uno. Blancuzco. La incubación la realizan ambos sexos durante alrededor de 56 días. Los miembros de la pareja intercambian lugares para incubar el huevo cada 1 o 5 días; rara vez, los turnos llegan a durar hasta 9 o 10 días. Cría: ambos padres traen alimento para la cría. Los cóndores adultos acosan o persiguen desde las cercanías del nido a los potenciales depredadores para que huyan, como por ejemplo a cuervos, águilas reales y mamíferos grandes. Las crías son capaces de volar a los 5 o 6 meses de edad luego de la incubación y pueden depender de los padres durante al menos otros 6 meses. Este largo período de dependencia significa que el ciclo de nidificación completo demora más de un año. Por este motivo, luego de haber criado una cría con éxito, los cóndores deben saltearse una temporada de nidificación antes de volver a intentar reproducirse.


Dieta

carroña. Prefieren animales grandes muertos recientemente, como venados o ganado. Anteriormente a menudo se alimentaban en la costa, de ballenas muertas y otros animales marinos varados en la playa.


Nidificación

Al parecer, no se reproducen en el medio natural aproximadamente hasta los 7 años de edad. Nido: por lo general, se ubican en una cueva o en grietas grandes de acantilados; a veces pueden nidificar en grietas entre rocas de una ladera empinada o en cavidades producidas por incendios en árboles de gran tamaño, como las secuoyas gigantes. En la parte inferior plana de las cuevas, los cóndores adultos pueden hacer un "nido" con piedras, escombros y grava.

Migración

No existe un comportamiento de migración definitivo comprobado, pero es sabido que algunos ejemplares se han trasladado largas distancias dentro del área de reproducción.

Descargue la aplicación de nuestra Guía de Aves

Migración

No existe un comportamiento de migración definitivo comprobado, pero es sabido que algunos ejemplares se han trasladado largas distancias dentro del área de reproducción.

Explore otras aves similares