Premios de Fotografía Audubon

Ganadores de los Premios de Fotografía Audubon 2017

Felicitaciones a los ganadores y a todos aquellos que se esfuerzan por compartir la belleza de las aves.

Las más de 5.500 fotografías participantes en el concurso de este año, nuestra octava competencia, muestran las aves en su forma más vívida, vulnerable, formidable y elegante. Fotógrafos de 49 estados de EE. UU. y ocho provincias canadienses presentaron imágenes dentro de tres categorías: profesional, aficionado y joven. Si bien no fue fácil ir eliminando, las siguientes siete imágenes demostraron ser excepcionales. Los ganadores de cada categoría, además de obtener dinero en efectivo y premios de viajes, serán presentados en la exposición 2017 de Nature’s Best Photography en el Museo Nacional de Historia Natural del Instituto Smithsoniano.

Jueces

Kenn Kaufman: Autor de la guía de aves, editor de campo de Audubon

Melissa Groo: Fotógrafa profesional y ganadora del Gran Premio 2015

Steve Freligh: Coeditor de Nature's Best Photography

Kevin Fisher: Director creativo de Audubon

Sabine Meyer: Directora de fotografía de Audubon

Criterios de evaluación: Calidad técnica, originalidad, mérito artístico

Ganadora del Gran Premio  Deborah Albert

Especie: Pingüino papúa

Ubicación: Brown Bluff, Antártida

Cámara: Nikon D90 con lente Nikon 70-300 mm; 1/800 segundos a f/5.6; ISO 200 

La historia detrás de la toma: Me acababa de comprar mi primera DSLR cerca de dos semanas antes de mi viaje a la Antártida. Estábamos caminando por la playa y, mientras el grupo continuaba el recorrido, vi un pingüino en un nido hecho de rocas. Lo observé durante un largo rato y, finalmente, apareció un polluelo. Tomé muchas fotografías, pero ésta en la que se ve a uno de los padres inclinándose, fue la que más me conmovió: muestra el amor más cálido en el lugar más frío. Tuve suerte de principiante, supongo. 

Costumbres del ave: Aunque muchas personas consideran que los pingüinos son las aves antárticas arquetípicas, solo algunas pocas de las 18 especies se reproducen en la región polar. La especie de la foto, el pingüino papúa, ha ampliado su hábitat en los últimos años debido a la reducción de la capa de hielo, lo que le ha facilitado el acceso a nuevos lugares de reproducción. Este beneficio puede verse contrarrestado debido a un menor suministro de alimento por el incremento de temperatura en los mares. 

Ganador profesional  Steve Mattheis

Especie: Cárabo lapón

Ubicación: Parque Nacional Grand Teton, Wyoming

Cámara: Nikon D500 con lente Sport Sigma de 120-300 mm, f/2.8 y trípode Gitzo con cabeza Wimberley; 1/1000 segundos a f/4; ISO 1600 

La historia detrás de la toma: En una muy húmeda mañana de otoño en el Parque Nacional Grand Teton, emprendí una caminata en busca de búhos. Esperaba que estuviesen buscando refugio de la llovizna en la madera oscura, así que me sorprendió ver a este cárabo lapón sentado a la intemperie, empapándose. Después de sacudirse perezosamente, despegó en mi dirección. Parecía que volaba ebrio. Hizo un aterrizaje desafortunado en un árbol joven, agarrándose firmemente con sus garras y agitando sus alas mojadas en una lucha para mantener el equilibrio. Me di cuenta de que era un ejemplar joven, un polluelo que dejó su cascarón a principios de verano y me dije a mí mismo, "esta ave tiene mucho que aprender". 

Costumbres del ave: El cárabo lapón, con sus más de dos pies de altura y su envergadura de más de cuatro pies se ve más grande que cualquier otro búho de América del Norte. Sin embargo, gran parte de su tamaño se debe a su plumaje mullido y este suave gigante se alimenta principalmente de pequeños roedores. Distribuidos por los bosques boreales, estos búhos son poco comunes y algo escurridizos en su hábitat. 

Mención de Honor Profesional  Karen R. Schuenemann

Especie: Grullas grises y gansos blancos

Ubicación: Área de Aves Acuáticas en Bernardo, Nuevo México

Cámara: Nikon D5 con lente VR Nikon 200-400 mm f/4; 1/1250 segundos a f/13; ISO 6400 

La historia detrás de la toma: En una tarde fría de tormenta de fines de enero, me quedé viendo un campo donde miles de gansos blancos y grullas grises se alimentaban de maíz en el Área de Aves Acuáticas en Bernardo. Mientras esperaba que iniciaran vuelo, me di la vuelta y vi los imponentes árboles que enmarcaban esta escena detrás de mí. Nos rodearon dramáticas nubes de tormenta y toda la luz que había era plana y gris, hasta que de repente, el sol apareció en el momento justo en que las aves despegaron. 

Costumbres de las aves: Los estilos de vida de los gansos blancos y las grullas grises difieren en muchos aspectos, pero se encuentran en invierno en el centro de Nuevo México, donde las bandadas mixtas proporcionan un irresistible atractivo para los fotógrafos y observadores de aves. Los encargados de la vida silvestre del refugio trabajan junto con los agricultores para mantener algunos campos de maíz y otros granos sin cosechar, y proporcionar una fuente de alimento lista para ser consumida cerca de los humedales protegidos. 

Ganador en Categoría Aficionado  Heather Roskelley

Mirlo cinchado. Foto: Heather Roskelley/Audubon Photography Awards

Especie: Mirlo cinchado

Ubicación: Arboreto de Washington Park, Seattle

Cámara: Nikon D7100 con lente VR Nikkor AF-S 80-400 mm f / 4.5 a 5.6; 1/500 segundos a f/5,6; ISO 1250

La historia detrás de la toma: El arboreto de Washington Park en Seattle tiene una hermosa colección de serbales que atraen a los mirlos cinchados. Estuve allí durante cuatro de los días más fríos del invierno pasado y siempre se encontraban en las copas de los árboles o en las ramas traseras, o directamente no estaban siquiera debido a un gavilán de Cooper que merodeaba al acecho. En el último día, detecté un ave con mi visión periférica. Caminé lentamente para posicionarme; por suerte, el mirlo estaba más interesado en las bayas del árbol, y pude hacer esta toma a nivel de la vista. La paciencia y la persistencia a veces dan sus frutos. 

Costumbres del ave: El esquema de color del mirlo cinchado lo asemeja al mirlo primavera, pero sus parientes más cercanos se encuentran probablemente entre los mirlos asiáticos. Tímido y escurridizo, se esconde en árboles de hoja perenne densos mientras sus encantadores silbidos flotan a través de los bosques fríos del noroeste del Pacífico. Las encuestas indican que las poblaciones están disminuyendo, tal vez como resultado del calentamiento global

Mención de Honor en Categoría Aficionado Chistopher Schlaf

Especie: Cisne mudo

Ubicación: Washington, Michigan

Cámara: Canon 1D X con lente Canon 600 mm II; 1/6400 segundos a f/5; ISO 640 

La historia detrás de la toma: Mientras fotografiaba esta familia de cisnes mudos, noté el reflejo y la luz increíbles. Sentí que si los dos padres se erguían al mismo tiempo con la cría de cisne (polluelo) entre ellos, conseguiría algo bastante espectacular y eso fue exactamente lo que sucedió. Para mí, la foto representa la lucha por la supervivencia, ya que este joven cisne es el único polluelo sobreviviente de ocho, a pesar de tener padres protectores. 

Costumbres del ave: Los cisnes son parientes de los patos, pero su comportamiento reproductivo es notablemente diferente. En el caso de los patos propiamente dichos, solo las hembras cuidan de las crías; los machos por lo general se marchan antes de que termine la incubación. Las parejas de cisne permanecen juntas durante todo el año y aunque las hembras se encargan de la mayor parte de la incubación, ambos padres cuidan de los polluelos. 

Ganador Juvenil  Zachary Webster

Abejaruco carmesí del sur. Foto: Zachary Webster/Audubon Photography Awards

Especie: Abejaruco carmesí del sur

Ubicación: Río Luangwa, Parque Nacional South Luangwa, Zambia

Cámara: Nikon D5 con lente Nikkor 600mm y un teleconvertidor 1.4; 1/2500 segundos a f/8; ISO 1250 

La historia detrás de la toma: A lo largo de la orilla de un río de Zambia a principios de agosto, una bandada de abejarucos carmesí del sur estaba ocupada luchando por el espacio. Cada batalla duró solo unos segundos, donde cada par se elevaba, luchaba sobre el río y luego se separaba. Mi reto era, en primer lugar, encontrar un par luchador con una lente de 600 mm manual y, en segundo lugar, mantenerlos en la toma y enfocados mientras luchaban. Incluso con binoculares, una batalla de abejarucos carmesí se ve como una breve nebulosa de colores y batir de alas. No fue hasta que estudié mis tomas que pude apreciar plenamente a los luchadores y los bloqueos, las colas extendidas y los golpes de los picos. Deseo brindar a otros la oportunidad de sentir el mismo asombro. 

Costumbres del ave: Los abejarucos son aves coloridas que capturan insectos (incluidas abejas) en vuelo, y se suelen encontrar solo en el Viejo Continente, sobre todo en las regiones más cálidas. En el sur de África, los abejarucos carmesí del sur forman bandadas de cientos de pares, o incluso miles, creando un espectáculo ruidoso llamativo ya que se reúnen alrededor de nidos excavados en riberas verticales. 

Mención de Honor Juvenil  Will Hillscher

Especie: Zopilote común

Ubicación: Condado de Williamson, Round Rock, Texas

Cámara: Canon EOS Rebel T2i con lente Canon 100-400 mm Mark II y filtro blanco y negro 77 010 UV-Haze 1x MRC f-pro; 1/800 segundos a f/5,6; ISO 800 

La historia detrás de la toma: Debido a su pelaje negro liso y hábitos alimenticios bastante desagradables, suelo pasar por alto a los zopilotes comunes. Entonces surgió la oportunidad de fotografiar a un gran grupo que disfrutaba un banquete de un animal atropellado cerca de mi casa. Mientras los observaba competir por la posición en un árbol muerto cerca de su alimento, noté que los zopilotes son increíblemente guerreros y de apariencia formidable. El cielo nublado hizo que fuera difícil tomar la imagen, pero al bajar mi velocidad de obturación y aumentar la ISO, pude capturar este buitre negro americano justo cuando saltó para ubicarse en una rama superior. Mientras se esforzaba por mantener el equilibrio, tomé esta fotografía. 

Costumbres del ave: De alas más cortas y más pesado que su primo el zopilote aura, este carroñero fornido se limita a climas cálidos, donde puede encontrar fácilmente temperaturas más elevadas para planear. Los zopilotes comunes suelen encontrar su alimento al observar a los zopilotes aura, siguiéndolos hasta un animal muerto y luego haciéndose un lugar en el festín. 

***

Audubon trabaja sin fines de lucro para salvar a las aves y los hábitats que necesitan. Para apoyar nuestros esfuerzos de conservación, considere realizar una donación hoy.

“The views expressed in user comments do not reflect the views of Audubon. Audubon does not participate in political campaigns, nor do we support or oppose candidates.”