Foto: Ron Austing/Vireo

Chipe De Kirtland

Setophaga kirtlandii

Una de nuestras aves cantoras más raras, el chipe de Kirtland, es relativamente grande y forrajea despacio cerca del suelo, moviendo la cola hacia arriba y hacia abajo. Nidifica solo en áreas de pinos de Banks, en el centro de Michigan, un hábitat que crece solo de forma paulatina después de los incendios, y sus nidos han sido fuertemente parasitados en las últimas décadas por los tordos cabeza marrón. La quema controlada para crear más hábitat y el control de las cifras de los tordos han ayudado un poco al chipe, pero aún se encuentra en peligro.
Estado de conservación En peligro de extinción. Siempre conocida como un ave escasa con un rango limitado, al parecer el chipe de Kirtland comenzó a reducirse en la década de 1960. Las cifras del censo se redujeron de 502 machos cantores en 1961 a solo 201 en 1971. Durante las décadas de 1970 y 1980, las cuentas anuales daban como resultado alrededor de 200 machos, número que disminuyó dos veces hasta alcanzar un total de 167. Desde 1990 las cifras han aumentado gradualmente. La cuenta de los machos cantores alcanzó los 1000 por primera vez en 2001, aumentando a 1.700 en 2007, y alcanzando los 2.000 en 2012. Aunque estos aún son números peligrosamente bajos para un pájaro cantor, la tendencia es alentadora. Los conservacionistas están ayudando al ave proporcionando más hábitat (mediante la quema controlada crean una mayor cantidad de pinos jóvenes de Banks que necesita el chipe) y controlando el número de tordos parasitarios en las áreas de nidificación.
Familia Parúlidos
Hábitat Pinos de Banks jóvenes. Durante el invierno habita en sotobosques densos de pinos. Se reproduce solo en grandes áreas de pinos de Banks jóvenes de 1,5 a 7,6 metros de altura. Los pinos de Banks crecen en suelos arenosos y se regeneran solo después de incendios. En la migración, se lo ha visto en los matorrales y árboles caducifolios. Durante el invierno se lo ha visto pocas veces y solo se lo encontró en sotobosques densos de pinares en las Bahamas.
Una de nuestras aves cantoras más raras, el chipe de Kirtland, es relativamente grande y forrajea despacio cerca del suelo, moviendo la cola hacia arriba y hacia abajo. Nidifica solo en áreas de pinos de Banks, en el centro de Michigan, un hábitat que crece solo de forma paulatina después de los incendios, y sus nidos han sido fuertemente parasitados en las últimas décadas por los tordos cabeza marrón. La quema controlada para crear más hábitat y el control de las cifras de los tordos han ayudado un poco al chipe, pero aún se encuentra en peligro.
Galería de fotos
Comportamiento alimentario

Forrajea en busca de insectos cerca del suelo y en las partes más bajas de pinos y encinas. Salta por el suelo para explorar en busca de insectos. Espiga insectos de la pinocha y otros tipos de vegetación, y a veces toma materiales mientras se cierne. Es solitario en su búsqueda de alimento durante el invierno.


Huevos

4, a veces entre 3 y 6. Son de color beis o blanco rosado con manchas marrones en el extremo más grande. La incubación la realiza sólo la hembra, de 13 a 15 días. El macho alimenta a la hembra en el nido durante la incubación. Los tordos cabeza marrón parasitan hasta el 70 % de los nidos en áreas en las que los seres humanos no tienen control sobre los tordos.


Cría

Ambos padres alimentan a las crías. La cría abandona el nido a los 9 días de edad y al principio no vuelan bien. Los padres continúan alimentando a la cría por 6 semanas. Por lo general 1 nidada, y rara vez 2.

Dieta

En su mayoría, pequeños insectos y algunas bayas. En verano come muchos insectos, incluyendo insectos voladores adultos y larvas, ninfas de saltamontes, polillas y moscas. Los adultos también se alimentan de la savia de pino y de arándanos. Puede alimentar a las crías con bayas suaves. Durante el invierno, en las Bahamas, se alimenta de insectos y pequeños frutos.


Nidificación

Los machos llegan a las zonas de reproducción a mediados de mayo, pocos días antes que las hembras, y establecen grandes territorios. Tienden a ser liberalmente coloniales, los pares solitarios son raros y los machos tienden a volver a la misma colonia en la que nidificaron previamente. Algunos machos tienen más de una pareja. Nido: Lo colocan sobre suelo arenoso cerca de pinos. La hembra se encarga de construir el nido, el cual tiene forma de copa abierta y está hecho con hierba, juncias, pinocha, hojas de roble; se encuentra recubierto con raicillas, pelo, musgo y fibras.

Migración

Llega al territorio de nidificación sobre todo a mediados de mayo, y se aleja de forma gradual durante agosto y septiembre, migrando a las Bahamas. Muy rara vez se lo ve durante la migración, ya que es un ave muy excepcional.

Descargue la aplicación de nuestra Guía de Aves

Migración

Llega al territorio de nidificación sobre todo a mediados de mayo, y se aleja de forma gradual durante agosto y septiembre, migrando a las Bahamas. Muy rara vez se lo ve durante la migración, ya que es un ave muy excepcional.

Explore otras aves similares