Fascinante e imponente, el Águila Arpía es considerada una de las aves rapaces más poderosas y grandes del mundo. Las garras de esta ave, de entre 10 y 12 centímetros, tienen el mismo tamaño que las garras de un oso grizzly y con ellas puede levantar presas hasta de su propio peso.

Originaria de Centro y Sur América, recibió su nombre de las Arpías de la mitología griega, mujeres gruesas con cuerpos de pájaros. En todo el continente americano, la Arpía ha sido venerada como una criatura divina. Son monógamas y, una vez encuentran pareja, permanecen juntos para toda la vida

Como los principales depredadores en su cadena alimenticia, cazan principalmente perezosos, zarigüeyas y monos. A pesar de que sus alas pueden alcanzar una envergadura de dos metros, esta águila vuela por entre el bosque con gran agilidad y destreza. Es como un dron sigiloso, pero no deambula y acecha a sus presas: prefiere esperar pacientemente a que se acerquen. Rara vez vuelan largas distancias para así conservar su energía y tener fuerza de sobra para atrapar animales pequeños, con un peso de hasta 7,7 kg.

Aquí, algunos detalles que te sorprenderán sobre esta ave rapaz, entre las más grandes de las Américias y en el Top 10 de águilas más grandes del mundo:

  1. Esta ave se encuentra en los bosques tropicales escasamente habitados de Centro y Suramérica. Prefiere alturas que alcanzan entre 600 y 2000 metros sobre el nivel del mar. En este entorno ubican espacios cercanos al suelo para poder cazar con mayor facilidad.

  2. Su plumaje tiene tres colores básicos (negro, gris y blanco) y exhibe una combinación de tonalidades y degradados. Las tonalidades son las mismas entre machos y hembras, pero la intensidad de los colores cambia entre jóvenes y adultos, siendo éstos últimos más oscuros.

  3. Al igual que un búho, el Águila Arpía puede bajar o subir las plumas del disco facial a su antojo. Este proceso le ayuda a dirigir las ondas de sonido a sus oídos y así mejorar su audición. Su vista es hasta ocho veces mejor que la de los humanos y por ello, cuando la fijan sobre una presa potencial, vuelan por debajo del dosel del bosque y se abalanzan para atraparla.

  4. Son monógamas. Viven entre 35 y 45 años, lo que significa que una pareja de Águilas Arpía puede permanecer junta de 25 a 30 años. En vez de migrar, se quedan en un lugar y delimitan claramente su territorio, prefiriendo áreas con árboles altos que les proporcionen suficiente alimento.

  5. Las parejas de Arpías se reproducen cada dos o tres años y la hembra pone hasta tres huevos, pero solo uno incuba, proceso que puede tomar hasta dos meses. Ambos participan en la incubación, pero la mayoría del tiempo la hembra es la que permanece en el nido mientras el macho le trae alimento. 

  6. Construyen nidos enormes con palos y prefieren ubicarlos en las copas de los árboles que superen los 25 metros de altura. El tamaño puede ser casi como el de una cama doble, de 150 centímetros de ancho y hasta 80 centímetros de alto. Para lograrlo, recolectan más de 300 ramas, aunque continuamente llevan al nido ramitas verdes y frescas para mantenerlo limpio de parásitos e insectos. Semejante esfuerzo logra que lo reutilicen en cada nidación.

  7. Las hembras son más grandes que los machos. En su mejor momento y en pleno vuelo, una hembra adulta puede cazar una presa de hasta tres kilos y llevarla al nido sin aterrizar. Los machos, en cambio, no atacan presas de más de dos kilos y medio.

  8. Consumen 800 gramos de comida por día, pero no requieren cazar todos los días. Las presas grandes, que esconden en los árboles, las consumen a lo largo de varios días. 

  9. Mientras que los depredadores como los jaguares y las Águilas Reales pueden variar sus hábitos alimenticios con el cambio de hábitat, las arpías son poco flexibles a modificar su dieta, lo que le representa un riesgo vital.

  10. El Águila Arpía es reconocida como un detective ecológico. La presencia de esta ave en un lugar indica que todas las especies presentes en el ecosistema están en total equilibrio.
     

Si bien el Águila Arpía corona el escudo de armas de Panamá, también es símbolo de la Fuerza Aérea colombiana, el símbolo de biodiversidad en Ecuador y se encuentra en una de las caras del billete de 10 bolívares venezolano. Por último, pero no menos importante, el Águila Arpía sirvió de inspiración para el diseño ‘Fawkes’, el Ave Fénix de las películas de Harry Potter.

 

Manténgase al día

Nuestro boletín informativo por correo electrónico brinda información sobre los últimos programas e iniciativas