Pluma de huilota. Foto: John Goodman/ZUMA Press.

Conclusión

Impacto de la conservación de 536.000 acres en los EE. UU.; mejores resultados para 12 especies prioritarias de aves.

Los ríos Grande y Colorado ofrecen aguas de sustento para la vida desde las Montañas Rocosas hasta los desiertos áridos del sudoeste. La administración del agua es uno de los desafíos más grandes para las comunidades y la vida silvestre de la región oeste. A medida que se destina más y más agua para uso humano, desaparecen más hábitats de aves de rapiña —como bosques ribereños y humedales que son críticos para la alimentación y la reproducción—. Por esta razón, Audubon se esfuerza por identificar, proteger y restaurar áreas de importancia para la aves de rapiña a lo largo del sudoeste. Implementamos diversas estrategias, que incluyen trabajar con agencias de recursos hídricos, ciudades, productores agrícolas y ganaderos a fin de devolver el agua a los ríos, adoptar prácticas agrícolas que no perjudiquen a las aves y optimizar la administración del agua para cubrir las necesidades urbanas, agrícolas y ecológicas. 

En Arizona, el centro Nina Pulliam Mason Rio Salado Audubon Center ha comenzado a involucrar a los residentes de Phoenix para que adopten buenas prácticas de administración del agua. Audubon New Mexico y Southwestern New Mexico Audubon también trabajan en conjunto para proteger el corredor de aves de rapiña del río Gila, que en la actualidad se encuentra amenazado aún por más desvíos de agua. En Colorado, Audubon Rockies ha contactado a los miembros de la WRAN a fin de promover la conservación del agua y el estado del río en el primer Plan Hídrico de Colorado.

 

Ayude a proteger nuestros ríos y las aves, los seres vivos y las comunidades que dependen de ellos.  Únase a la Red de Acción de Ríos de la Región Oeste (WRAN, por sus siglas en inglés) hoy mismo.