Chara Copetona

Cyanocitta stelleri

Es un ave común en los bosques del oeste. El arrendajo de Steller abunda en los bosques de coníferas tupidas de las montañas y de la costa noroeste, donde sus colores oscuros pasan desapercibidos en las sombras. Excepto cuando nidifica, esta especie vive en bandadas. A menudo, estas aves vuelan por un claro una a la vez, en fila y con un suave sonido yuk yuk, a medida que descienden en picada para posarse en un pino alto.
Estado de conservación Es una especie que todavía se encuentra ampliamente expandida y su presencia es común.
Familia Cuervos, Arrendajos y Urracas
Hábitat Bosques de coníferas, pinos y robles. Se reproduce en mayor proporción en las montañas y a lo largo de la costa norte en bosques de pinos, píceas y abetos. También vive en bosques de pinos y robles y, a nivel local, en bosquecillos de robles y otros árboles caducifolios en riberas. Especialmente cuando no nidifica, se encuentra en otros tipos de bosques, huertos y suburbios con gran cantidad de árboles.
Es un ave común en los bosques del oeste. El arrendajo de Steller abunda en los bosques de coníferas tupidas de las montañas y de la costa noroeste, donde sus colores oscuros pasan desapercibidos en las sombras. Excepto cuando nidifica, esta especie vive en bandadas. A menudo, estas aves vuelan por un claro una a la vez, en fila y con un suave sonido yuk yuk, a medida que descienden en picada para posarse en un pino alto.
Galería de fotos
Comportamiento alimentario

Busca alimento en las copas de los árboles, pero también en los niveles inferiores o en el suelo. Abre semillas duras y bellotas al golpearlas con el pico.


Huevos

4, a veces de 3 a 5 y rara vez 2 o 6. De color verde azulado pálido, con pequeñas manchas de color pardo y verde oliva. La hembra se ocupa de la mayoría o la totalidad del proceso de incubación, que dura entre 16 y 18 días.


Cría

Ambos padres alimentan a las crías. Se desconoce con exactitud cuándo ocurre el primer vuelo de las crías: probablemente, a las 3 semanas de vida.

Dieta

Omnívoro. La dieta está compuesta del siguiente modo: dos tercios de origen vegetal y un tercio de origen animal. Come abundantes semillas de pino, bellotas u otros frutos secos y semillas, especialmente durante el otoño y el invierno. También come muchas bayas y frutos del bosque, y a veces, frutas cultivadas. Come muchos insectos, como escarabajos, avispas y abejas silvestres, especialmente en verano. También come arañas, huevos de aves, restos de alimento, roedores pequeños o lagartijas.


Nidificación

Durante el cortejo, el macho alimenta a la hembra. Los adultos son silenciosos y sigilosos mientras nidifican, pero se vuelven ruidosos y agresivos si el nido se ve amenazado. Nido: Hace nidos en árboles, generalmente en coníferas y, a veces, en árboles o arbustos caducifolios. La altura varía, pero suele ser de 3 a 9 metros por encima del suelo. El nido (construido por ambos padres) es una copa irregular y voluminosa hecha con ramas pequeñas, hierbas, musgo y hojas secas con lodo. Está recubierto con hierbas finas, raicillas y pinocha. A menudo se agregan trozos de papel al nido.

Migración

Suele ser un residente permanente, pero puede trasladarse a elevaciones más bajas en invierno. En ocasiones forma parte de grandes migraciones a tierras bajas, cuando el alimento en las montañas no es suficiente.

Descargue la aplicación de nuestra Guía de Aves

Migración

Suele ser un residente permanente, pero puede trasladarse a elevaciones más bajas en invierno. En ocasiones forma parte de grandes migraciones a tierras bajas, cuando el alimento en las montañas no es suficiente.

  • Todas las estaciones - Común
  • Todas las estaciones - Poco común
  • Reproducción - Común
  • Reproducción - Poco común
  • Invierno - Común
  • Invierno - Poco común
  • Migración - Común
  • Migración - Poco común
Cantos y llamados
Audio © Lang Elliott, Bob McGuire, Kevin Colver, Martyn Stewart y otros.
Aprenda más acerca de esta colección de sonidos.

Cómo afectará el cambio climático la zona de distribución de Chara Copetona

Los científicos de Audubon han utilizado 140 millones de observaciones de aves y modelos climáticos sofisticados para proyectar cómo el cambio climático afectará la zona de distribución de esta ave en el futuro.

Acércate para ver cómo la zona de distribución actual de esta especie cambiará, se expandirá y se contraerá con el aumento de las temperaturas globales.

Climate Threats Near You

or

Amenazas climáticas que enfrenta Chara Copetona

Elija una situación a continuación para ver qué amenazas afectarán a esta especie a medida que las temperaturas aumenten. Las mismas amenazas provocadas por el cambio climático que ponen en riesgo a las aves también afectarán a otras personas y a la vida silvestre.

Explore otras aves similares