Chara Floridana

Aphelocoma coerulescens

Esta ave es digna de atención por varias razones. Solo vive en Florida, tiene un sistema social complicado, ha sido objeto de estudios de campo muy detallados y está en peligro de extinción debido a la pérdida del hábitat. Era considerada solo como una raza de las charas del Oeste, pero ahora está clasificada como una especie.
Estado de conservación En peligro de extinción. A principios de la década de 1990, se estimaba que la población total era de 4.000 parejas, lo que suponía una disminución de más del 90 % de los números originales. La pérdida del hábitat ha sido el principal problema. Los principales matorrales de roble de Florida se mantienen mediante incendios ocasionales, por lo que la implementación de políticas de prevención de incendios también contribuye a la destrucción del hábitat de las charas.
Familia Cuervos, Arrendajos y Urracas
Hábitat Zonas de arbustos en Florida. Su nombre es apropiado, ya que vive en las zonas de arbustos de Florida y en áreas de encinillos pequeños que crecen en suelo arenoso. Este hábitat se encuentra principalmente en regiones aisladas, y las charas casi nunca se alejan de su pequeña porción de arbustos. Esto las convierte en una especie extremadamente sedentaria.
Esta ave es digna de atención por varias razones. Solo vive en Florida, tiene un sistema social complicado, ha sido objeto de estudios de campo muy detallados y está en peligro de extinción debido a la pérdida del hábitat. Era considerada solo como una raza de las charas del Oeste, pero ahora está clasificada como una especie.
Galería de fotos
Comportamiento alimentario

Busca alimento en la tierra y en árboles, generalmente en bandadas. Cosecha una gran cantidad de bellotas y las entierra. Luego vuelve a buscarlas para comerlas.


Huevos

3 o 4, a veces entre 2 y 6. Por lo general, son de color verde claro, con manchas pardas y verde oliva. La incubación la realiza solo la hembra y suele durar 17 o 18 días. El macho alimenta a la hembra durante la incubación.


Cría

Son alimentadas por ambos padres y por los "ayudantes". Las crías abandonan el nido alrededor de 18 días después de la eclosión. 1 nidada por año, a veces 2.

Dieta

Principalmente bellotas y artrópodos. Las bellotas constituyen la base de la dieta durante casi todo el año. Come una amplia variedad de insectos, especialmente en verano, así como también arañas y caracoles. También come bayas, semillas y algunos vertebrados pequeños, como reptiles, anfibios, roedores, y los huevos y crías de aves más pequeñas.


Nidificación

Se reproduce en bandadas cooperativas. Cada territorio de nidificación está ocupado por una pareja de adultos y, a menudo, por entre uno y seis "ayudantes", generalmente crías de la pareja de años anteriores. Estas aves adicionales ayudan a defender el territorio y a alimentar a las crías. Los estudios han demostrado que es probable que una pareja que tenga "ayudantes" incube más crías que una que no los tenga. Nido: Hace nidos en árboles o arbustos, generalmente en robles: prefiere la especie quercus geminata. El nido generalmente está a baja altura. Se encuentra aproximadamente a un metro del suelo. El nido (construido por ambos padres) es una copa resistente con paredes gruesas y está hecha con ramas pequeñas, hierbas y musgo. Está recubierto con raicillas finas y fibras vegetales.

Migración

Extremadamente sedentarias, en raras ocasiones recorren distancias cortas para trasladarse fuera de áreas del hábitat adecuado.

Descargue la aplicación de nuestra Guía de Aves

Migración

Extremadamente sedentarias, en raras ocasiones recorren distancias cortas para trasladarse fuera de áreas del hábitat adecuado.

  • Todas las estaciones - Común
  • Todas las estaciones - Poco común
  • Reproducción - Común
  • Reproducción - Poco común
  • Invierno - Común
  • Invierno - Poco común
  • Migración - Común
  • Migración - Poco común
Cantos y llamados
Audio © Lang Elliott, Bob McGuire, Kevin Colver, Martyn Stewart y otros.
Aprenda más acerca de esta colección de sonidos.

Cómo afectará el cambio climático la zona de distribución de Chara Floridana

Los científicos de Audubon han utilizado 140 millones de observaciones de aves y modelos climáticos sofisticados para proyectar cómo el cambio climático afectará la zona de distribución de esta ave en el futuro.

Acércate para ver cómo la zona de distribución actual de esta especie cambiará, se expandirá y se contraerá con el aumento de las temperaturas globales.

Climate Threats Near You

or

Amenazas climáticas que enfrenta Chara Floridana

Elija una situación a continuación para ver qué amenazas afectarán a esta especie a medida que las temperaturas aumenten. Las mismas amenazas provocadas por el cambio climático que ponen en riesgo a las aves también afectarán a otras personas y a la vida silvestre.

Explore otras aves similares