Un chipe similar al tordo que camina sobre el suelo a orillas del agua, subiendo y bajando la parte trasera de su cuerpo. Es muy similar al chipe charquero, pero su hábitat es más restringido, tanto en verano como en invierno. Las dos especies coinciden en verano en sectores del noreste, pero allí tienden a dividirse por hábitat. La reinita de Luisiana vive a lo largo de arroyos y el chipe charquero prefiere aguas tranquilas y pantanos estancados.
Estado de conservación Sin lugar a dudas se ha reducido en su área de distribución debido a la pérdida de hábitat. Las encuestas indican que las poblaciones actuales son estables.
Familia Parúlidos
Hábitat Arroyos, barrancos y pantanos arbolados. En las zonas del sur, nidifica en tierras bajas, bordes de lagunas y pantanos, o cerca de arroyos lentos o rápidos. En la parte norte de su hábitat, donde coincide con el chipe charquero, prefiere arroyos con fondos de grava que fluyan rápido a través de las colinas de bosques caducifolios. Durante el invierno en los trópicos, cerca de los arroyos en los bosques de tierras bajas, y de vez en cuando, en los manglares costeros.
Un chipe similar al tordo que camina sobre el suelo a orillas del agua, subiendo y bajando la parte trasera de su cuerpo. Es muy similar al chipe charquero, pero su hábitat es más restringido, tanto en verano como en invierno. Las dos especies coinciden en verano en sectores del noreste, pero allí tienden a dividirse por hábitat. La reinita de Luisiana vive a lo largo de arroyos y el chipe charquero prefiere aguas tranquilas y pantanos estancados.

Galería de fotos

Comportamiento alimentario

Camina por el suelo mientras se alimenta, por lo general a orillas del agua o en el agua, sobre piedras y musgo. Voltea hojas secas o mojadas en busca de presas. A menudo vuela para atrapar insectos voladores. Defiende los territorios de alimentación de invierno de otros charqueros.


Huevos

Entre 3 y 6, por lo general 5. Son de color blanco crema con manchas marrones y gris-púrpura. La incubación la realiza solo la hembra, durante entre 12 y 14 días. En raras ocasiones, los tordos parasitan el nido.


Cría

Ambos padres alimentan a las crías. Las crías abandonan el nido a los 10 días después de la eclosión. 1 nidada por año.

Dieta

Insectos acuáticos y terrestres; crustáceos. Come muchos insectos, incluyendo escarabajos, insectos, efímeras adultas y larvas, libélulas, larvas de mosca, hormigas, orugas y cochinillas. También se alimenta de pequeños crustáceos, caracoles, unos pocos pececillos y semillas. Tiende a tomar materiales más grandes que el chipe charquero.


Nidificación

Los machos defienden los territorios estrechos y largos a lo largo de arroyos. Cada macho defiende el territorio persiguiendo a los machos intrusos y cantando. A veces canta en vuelo, así como desde los posaderos y en el suelo. El macho canta con frecuencia pero solamente hasta que se ponen los huevos, luego no canta muy seguido. Nido: Lo ocultan en raíces de árboles volteados, cerca del agua, debajo de laderas que cuelgan a orillas de arroyos o en huecos de barrancos rocosos. Es probable que la hembra construya el nido, el cual tiene forma de copa abierta y está compuesto por hojas, musgo, ramitas y corteza. Se encuentra recubierto con raicillas finas, helechos, tallos de hierba y pelo.

Migración

En general, migran por la noche. Se mueve hacia el norte muy temprano durante la primavera, llegando a zonas de nidificación en marzo y abril. Durante el otoño, muchos abandonan las zonas de nidificación antes de finales de agosto.

Descargue la aplicación de nuestra Guía de Aves

Migración

En general, migran por la noche. Se mueve hacia el norte muy temprano durante la primavera, llegando a zonas de nidificación en marzo y abril. Durante el otoño, muchos abandonan las zonas de nidificación antes de finales de agosto.

  • Todas las estaciones - Común
  • Todas las estaciones - Poco común
  • Reproducción - Común
  • Reproducción - Poco común
  • Invierno - Común
  • Invierno - Poco común
  • Migración - Común
  • Migración - Poco común

Cantos y llamados

Audio © Lang Elliott, Bob McGuire, Kevin Colver, Martyn Stewart y otros.
Aprenda más acerca de esta colección de sonidos.

Cómo afectará el cambio climático la zona de distribución de Chipe Arroyero

Los científicos de Audubon han utilizado 140 millones de observaciones de aves y modelos climáticos sofisticados para proyectar cómo el cambio climático afectará la zona de distribución de esta ave en el futuro.

Acércate para ver cómo la zona de distribución actual de esta especie cambiará, se expandirá y se contraerá con el aumento de las temperaturas globales.

Climate Threats Near You

or

Amenazas climáticas que enfrenta Chipe Arroyero

Elija una situación a continuación para ver qué amenazas afectarán a esta especie a medida que las temperaturas aumenten. Las mismas amenazas provocadas por el cambio climático que ponen en riesgo a las aves también afectarán a otras personas y a la vida silvestre.

Explore otras aves similares

Manténgase al día

Nuestro boletín informativo por correo electrónico brinda información sobre los últimos programas e iniciativas