Es probable que el chipe charquero se encuentre alrededor de pantanos y arroyos en el interior del bosque. Suele ser tímido y es difícil acercarse. Llama la atención por su extraño comportamiento de "balanceo", meneando la mitad posterior de su cuerpo hacia arriba y hacia abajo de forma constante a medida que camina, y emitiendo su llamado metálico fuerte. Presenta una distribución amplia tanto en verano, desde Alaska hasta Nueva Jersey, como en invierno, desde Florida hasta América del Sur.
Estado de conservación Podría ser vulnerable a la pérdida de hábitat, en especial en los territorios de invernada, pero las encuestas indican que los números aún son estables.
Familia Parúlidos
Hábitat Bosques pantanosos o húmedos, orillas de arroyos y orillas de lagos. Durante la migración, también en matorrales. Se reproduce sobre todo en bosques de coníferas con agua estancada o lenta, así como también en pantanos y alrededores de los lagos del norte, y con menor frecuencia, a lo largo de arroyos rápidos arbustivos. Durante la migración puede aparecer en cualquier hábitat. Es más frecuente en matorrales a lo largo de los bordes del agua. Durante el invierno en las zonas tropicales, suele aparecer en pantanos costeros.
Es probable que el chipe charquero se encuentre alrededor de pantanos y arroyos en el interior del bosque. Suele ser tímido y es difícil acercarse. Llama la atención por su extraño comportamiento de "balanceo", meneando la mitad posterior de su cuerpo hacia arriba y hacia abajo de forma constante a medida que camina, y emitiendo su llamado metálico fuerte. Presenta una distribución amplia tanto en verano, desde Alaska hasta Nueva Jersey, como en invierno, desde Florida hasta América del Sur.

Galería de fotos

Comportamiento alimentario

Camina en el suelo y vadea en aguas poco profundas. A menudo forrajea en troncos medio sumergidos. Encuentra a las presas al remover las hojas secas y empapadas que se encuentran en las grietas de las rocas. Defiende los territorios de alimentación de invierno de otros charqueros.


Huevos

4 o 5, a veces entre 3 y 6. Son de color blanquecino con manchas y ronchas de color gris-púrpura. La incubación la realiza la hembra, durante 12 o 13 días. En la parte sur del hábitat, los tordos suelen parasitar el nido.


Cría

Ambos padres alimentan a las crías. La cría abandona el nido aproximadamente 10 días después de la eclosión. Una semana más tarde puede volar bien.

Dieta

Insectos acuáticos y terrestres; crustáceos. Se alimenta en su mayoría de insectos, incluyendo escarabajos de agua, insectos acuáticos, alticinos, zigópteros, gorgojo, mosquitos, hormigas, pupas de mosca, orugas y polillas. También come algunas babosas, caracoles, crustáceos y a veces peces pequeños. Durante el invierno en su mayoría ingiere insectos, y también algunos pequeños crustáceos y otros invertebrados.


Nidificación

Los machos cantan durante toda la temporada de reproducción, incluso después de la formación de parejas. Al parecer, el canto cumple la función de defender el territorio. A veces canta mientras vuela. Nido: Por lo general se coloca en un pequeño hueco en un tocón cubierto de musgo, bajo un banco que sobresale, o a una altura de entre 0 y 60 centímetros sobre el nivel del suelo en las raíces de árboles arrancados, usualmente muy cerca del agua. El nido tiene forma de copa abierta y suele estar bien escondido entre los helechos. La hembra construye el nido, el cual está constituido por hojas secas, musgo esfagnáceo, pinocha, ramas y corteza interior, y se encuentra recubierto con un material suave, como filamentos rojos de musgo.

Migración

En general, migran por la noche. No migran hacia el norte tan pronto durante la primavera como la reinita de Luisiana. Como migrante, es frecuente en el este y escasea en la mayor parte de occidente.

Descargue la aplicación de nuestra Guía de Aves

Migración

En general, migran por la noche. No migran hacia el norte tan pronto durante la primavera como la reinita de Luisiana. Como migrante, es frecuente en el este y escasea en la mayor parte de occidente.

  • Todas las estaciones - Común
  • Todas las estaciones - Poco común
  • Reproducción - Común
  • Reproducción - Poco común
  • Invierno - Común
  • Invierno - Poco común
  • Migración - Común
  • Migración - Poco común

Cantos y llamados

Audio © Lang Elliott, Bob McGuire, Kevin Colver, Martyn Stewart y otros.
Aprenda más acerca de esta colección de sonidos.

Cómo afectará el cambio climático la zona de distribución de Chipe Charquero

Los científicos de Audubon han utilizado 140 millones de observaciones de aves y modelos climáticos sofisticados para proyectar cómo el cambio climático afectará la zona de distribución de esta ave en el futuro.

Acércate para ver cómo la zona de distribución actual de esta especie cambiará, se expandirá y se contraerá con el aumento de las temperaturas globales.

Climate Threats Near You

or

Amenazas climáticas que enfrenta Chipe Charquero

Elija una situación a continuación para ver qué amenazas afectarán a esta especie a medida que las temperaturas aumenten. Las mismas amenazas provocadas por el cambio climático que ponen en riesgo a las aves también afectarán a otras personas y a la vida silvestre.

Explore otras aves similares

Manténgase al día

Nuestro boletín informativo por correo electrónico brinda información sobre los últimos programas e iniciativas