El tangara rojinegra macho tiene una apariencia demasiado brillante y exótica para los bosques del noreste. Estas aves son bastante comunes en los bosques de roble en verano, pero muchas veces permanecen fuera de la vista mientras buscan alimento entre la vegetación frondosa de las ramas superiores. A veces, en primavera, cuando la piranga escarlata recién llega de su hogar invernal en América del Sur, una helada tardía puede obligarla a dirigirse a espacios abiertos y buscar insectos en los bordes de las carreteras o en los jardines.
Estado de conservación Es vulnerable a la continua pérdida de su hábitat en las zonas de verano y de invierno. Parece necesitar grandes extensiones de bosque para reproducirse. No se adapta bien a porciones de bosque más pequeñas y a menudo los tordos parasitan sus nidos.
Familia Cardinales
Hábitat Bosques y árboles que proporcionan sombra (en especial, robles). Se reproduce sobre todo en bosques caducifolios, donde suelen ser comunes los robles pero también los arces, hayas y otros árboles; a veces, en bosques mixtos de pino y encino, y en otras ocasiones, en bosques de coníferas dominados por pino o cicuta. Pasa el invierno en la selva tropical en tierras bajas al este de los Andes.
El tangara rojinegra macho tiene una apariencia demasiado brillante y exótica para los bosques del noreste. Estas aves son bastante comunes en los bosques de roble en verano, pero muchas veces permanecen fuera de la vista mientras buscan alimento entre la vegetación frondosa de las ramas superiores. A veces, en primavera, cuando la piranga escarlata recién llega de su hogar invernal en América del Sur, una helada tardía puede obligarla a dirigirse a espacios abiertos y buscar insectos en los bordes de las carreteras o en los jardines.

Galería de fotos

Comportamiento alimentario

consigue su alimento sobre todo en árboles altos (en especial, robles), al buscar insectos con cautela entre el follaje. Puede cernerse para tomar su alimento y, a veces, persigue insectos para atraparlos en pleno vuelo. También busca alimento en arbustos bajos o en el suelo, en especial en climas fríos.


Huevos

entre 2 y 5, por lo general 4. De color azul verdoso pálido, con manchas de color marrón o marrón rojizo, con frecuencia concentradas en el extremo de mayor tamaño. La incubación la realiza solo la hembra y dura entre 12 y 14 días.


Cría

ambos padres alimentan a las crías, aunque puede que el macho se ocupe menos en algunos casos. Las crías abandonan el nido entre los 9 y 15 días después de la eclosión, y los padres (o solo la hembra) se siguen ocupando de ellas durante al menos 2 semanas más.

Dieta

en su mayoría insectos y algunas bayas. En verano se alimenta sobre todo de insectos, lo que incluye orugas, polillas, escarabajos, avispas, abejas, pulgones y muchos otros; también captura algunas arañas, caracoles, gusanos y ciempiés. También se alimenta de frutos y bayas silvestres, incluidos los del moral, saúco, zumaque y otros. No se posee demasiada información sobre su dieta de invierno.


Nidificación

Durante el cortejo, el macho salta entre las ramas debajo de la ubicación en la que está posada la hembra, con las alas bajas y la cola parcialmente extendida, ostentando el contraste entre el dorso rojo y las alas y la cola negras. Nido: se ubican en árboles (por lo general, caducifolios) a una altura de entre 6 y 9 metros; a veces, a una altura menor o mucho mayor. Se sitúan en ramas horizontales, por lo general lejos del tronco. El nido (construido por la hembra) es un cuenco abierto y superficial construido con ramas pequeñas, hierbas y malezas, y se encuentra recubierto con hierbas más finas y raíces.

Migración

Muchos de los ejemplares que migran en primavera entran en nuestra zona al dirigirse hacia el norte a través del Golfo de México. Al parecer, migran mayormente durante la noche.

Descargue la aplicación de nuestra Guía de Aves

Migración

Muchos de los ejemplares que migran en primavera entran en nuestra zona al dirigirse hacia el norte a través del Golfo de México. Al parecer, migran mayormente durante la noche.

  • Todas las estaciones - Común
  • Todas las estaciones - Poco común
  • Reproducción - Común
  • Reproducción - Poco común
  • Invierno - Común
  • Invierno - Poco común
  • Migración - Común
  • Migración - Poco común

Cantos y llamados

Audio © Lang Elliott, Bob McGuire, Kevin Colver, Martyn Stewart y otros.
Aprenda más acerca de esta colección de sonidos.

Cómo afectará el cambio climático la zona de distribución de Piranga Escarlata

Los científicos de Audubon han utilizado 140 millones de observaciones de aves y modelos climáticos sofisticados para proyectar cómo el cambio climático afectará la zona de distribución de esta ave en el futuro.

Acércate para ver cómo la zona de distribución actual de esta especie cambiará, se expandirá y se contraerá con el aumento de las temperaturas globales.

Climate Threats Near You

or

Amenazas climáticas que enfrenta Piranga Escarlata

Elija una situación a continuación para ver qué amenazas afectarán a esta especie a medida que las temperaturas aumenten. Las mismas amenazas provocadas por el cambio climático que ponen en riesgo a las aves también afectarán a otras personas y a la vida silvestre.

Explore otras aves similares

Manténgase al día

Nuestro boletín informativo por correo electrónico brinda información sobre los últimos programas e iniciativas