Cuando se ven a distancias vertiginosas, las aves de rapiña pueden ser un misterio tanto para el avistador de aves principiante como para el experimentado. Foto: Kenn Kaufman

Identification

Tres maneras básicas de identificar halcones, águilas y otras aves de rapiña

Para empezar, sepárelos por grupos. Luego puede comenzar a reunir los detalles más finos, como el tamaño y el vuelo.

Los observadores de aves capacitados para identificar aves por su plumaje por lo general se desconciertan con su primer avistamiento de halcones: en la distancia es casi imposible diferenciar las aves de rapiña. Concéntrese en los rasgos que usted puede distinguir: tamaño, forma, color o tono general y la manera y la cadencia del aleteo del ave. 

Mi consejo: no se deje intimidar, pero tampoco sea indiferente. Si quiere jugar en la arena del avistamiento de halcones, tendrá que reconsiderar su concepto de marca de campo. La identificación a distancia no es instantánea: se construye al unir muchas pistas que favorecen a una especie sobre la otra.

Tamaño y forma

La mayoría de las aves de presa se divide en cuatro categorías principales (el Gavilán Rastrero, el Águila Pescadora y los milanos son algunas excepciones). Estos son los atributos principales de cada uno:

  • Los buteos son grandes, de alas amplias, cola corta con aleteos espaciados y trabajosos.
  • Los azores son pequeños y de cola angosta, habitan en los bosques y su aleteo es corto, rápido y abundante, interrumpido por un planeo.
  • Los halcones son esbeltos velocistas de alas puntiagudas con aleteos más parejos.
  • Las aves negras grandes (águilas y buitres) son enormes titanes de plumas más oscuras que hacen escaso uso de sus alas. 

Aspecto

Cuando haya ordenado a los grupos, es momento de reducir el número de especies candidatas. Busque características específicas, aunque las distinciones sutiles en el plumaje aún podrían ser difíciles de precisar. Por ejemplo, la firma del doble bigote en la cara de un cernícalo americano puede no ser tan obvia, así que confíe en su palidez general para ayudar a distinguirlo de la hembra ligeramente más grande y más oscura o de un joven halcón esmerejón.

Movimiento

La manera de volar también puede ser una característica definitoria. El vuelo del cernícalo americano es plano y como el de un murciélago, por ejemplo; mientras que el aleteo del esmerejón es rápido, potente y como con pistones. Los cernícalos flotan cuando planean; los esmerejones, que son más pesados, se hunden. El halcón peregrino, por el contrario, tiene un aleteo elástico superficial, prácticamente se puede ver el movimiento ondear por las largas y ahusadas alas del halcón. 

Mientras el ave se acerca, asegúrese de probar su hipótesis: otras pistas se volverán más evidentes cuando se acorte la distancia. Y no se preocupe, incluso engañan a los expertos. Es lo que los hace volver, temporada tras temporada.

“The views expressed in user comments do not reflect the views of Audubon. Audubon does not participate in political campaigns, nor do we support or oppose candidates.”