De nuestra revista Magazine

Audubon en acción

Este es el primer vistazo al nuevo proyecto de Audubon sobre las aves y el clima

Climate Watch está reclutando voluntarios en todo el país para observar azulejos (con fines científicos).

Los azulejos y muchas otras especies se están trasladando debido al cambio climático, y los voluntarios de Audubon y un grupo de científicos están intentando dilucidar hacia dónde y en cuánto tiempo.

A principios de este año, la Sociedad Nacional Audubon lanzó un nuevo proyecto de ciencia cívica en 10 estados, en asociación con 19 divisiones locales de Audubon y uno de sus centros para estudiar cómo responden los azulejos de América del Norte al calentamiento global. El proyecto piloto, Climate Watch, recluta voluntarios para que visiten 10 kilómetros cuadrados del sitio en el que se encuentren para contar azulejos pálidos, azulejos de garganta azul y azulejos garganta canela y enviar los datos a través de eBird. Los censos se hacen en enero y en junio, lo que les permite a los participantes tomar muestras durante las estaciones de invernada y de reproducción de las aves.

Azulejo pálido. Foto: Diane Taylor/Audubon Photography Awards

El objetivo de esta incursión es ayudar a precisar las proyecciones del Informed de Audubon sobre Aves y Cambio Climático. En el informe, tanto el azulejo pálido como el de garganta azul fueron identificados como amenazados por el cambio climático, y se predice que el azulejo garganta canela experimentará algunos cambios en su zona de distribución. “Valoramos hechos concretos y números reales sobre qué tipo de efecto puede tener el clima sobre una criatura en particular”, explica Mark Delwiche, colaborador de Climate Watch y presidente de la Sociedad Audubon de Snake River en Idaho. Este mes, él y otros 20 voluntarios finalizaron el conteo de azulejos pálidos en una docena de puntos asignados dentro del territorio de su división local. Los modelos de Audubon predicen que las especies experimentarán una pérdida del 77 por ciento de su zona de distribución de verano actual para el 2080.

Delwiche está acostumbrado a sacrificar sus mañanas en favor de la ciencia: participa del Conteo Navideño de Aves desde hace muchos años y preside la división local de Snake River desde 1990. Si bien no logró encontrar ningún azulejo cuando realizó su primer censo para Climate Watch, le resultó un trabajo muy estimulante. Uno de sus sitios de conteo es un enorme campo de lava al final de la cordillera, donde logró ver colorines pechocanelas y urogallos de las artemisas. Otros voluntarios de la división local de Snake River registraron azulejos pálidos en distintos puntos. “Es una de las especies favoritas de los locales”, dice Delwiche. “Cuando se ven en primavera mientras sigue habiendo nieve, son alucinantes: un ave azul magnífica, posada sobre una cerca, en contraste con todo el blanco”.

Azulejo garganta canela. Foto: Jim Chagares/Audubon Photography Awards

Pero la nieve comienza a resultar menos atractiva y hasta puede transformarse en una molestia durante los períodos invernales de censo. Los voluntarios de la Sociedad Audubon de Prairie Rapids, en Cedar Falls, Iowa, salieron a contar azulejos garganta canela en enero a pesar de los 35 grados bajo cero y las ráfagas de nieve. Tom Schilke, presidente de la división local, no esperaba ver azulejos con ese clima, pero un registro de cero ejemplares sigue siendo un registro, porque ayuda a determinar patrones de detección y a analizar si las aves están trasladándose a nuevas zonas de distribución.

“Los patrones de detección se miden a partir de la frecuencia con la que los observadores logran ver e identificar aves presentes en un área determinada”, explica Kathy Dale, directora de Tecnología Científica en Audubon. “Puede variar según la especie y resulta útil establecer una base para demostrar si ciertos avistajes representan variaciones normales o un cambio importante en la zona de distribución de esa ave”. Además, agrega que los azulejos fue la primera especie que se escogió para lanzar Climate Watch porque es fácil identificarlas (lo cual reduce las variaciones de los patrones de detección) y tienen una amplia distribución geográfica.

Si bien se cree que el clima no afecta a los azulejos garganta canela, Schlike dice que los avistadores de aves de Des Moines han comenzado a verlos durante el invierno recientemente (cuando se supone que están más hacia el sur, en Missouri o aún más lejos). Esto podría significar que la especie ya está trasladándose al norte en algunas áreas. “Además, resulta útil comparar las respuestas climáticas cuando se evalúa un grupo grande de especies relacionadas”, dice Dale.

Azulejo de garganta azul. Foto: Antonino Pira/Great Backyard Bird Count

Mientras tanto, las divisiones locales de Arizona, Nuevo México y Oregón han estado rastreando al azulejo de garganta azul. Se proyecta que esta especie de bosque perderá un 63 por ciento de su zona de distribución de invierno actual, y un 38 por ciento de la de verano para el año 2080 debido al cambio climático.

El equipo científico de Audubon trabajó durante casi dos años en la investigación y el diseño del programa Climate Watch, que recluta grupos de voluntarios para realizar conteos de cinco minutos en un total de 12 puntos específicos en un radio de 10 kilómetros cuadrados. Las divisiones locales y los centros iniciales se seleccionaron a partir de su cercanía con las áreas donde se proyectaron pérdidas o un aumento de ejemplares de azulejos. Los candidatos ya habían instalado cajas nido y habían hecho otro tipo de tareas con las azulejos anteriormente.

“Esta nueva fuente de información no les resta importancia a los datos de otros proyectos de ciencia cívica como CBC y eBird, al momento de confeccionar los modelos climáticos de Audubon ”, explica Dale. Pero el protocolo de Climate Watch es único y muy importante para complementar los demás registros. “No podemos predecir el futuro”, dice Dale, “[Pero] podemos hacer una predicción bastante acertada, basada en información sólida”. 

Climate Watch seguirá evolucionando a medida que se obtengan nuevos datos y estadísticas. Audubon espera poder expandir el proyecto a otras ubicaciones y a nuevas especies para el año 2017.

Las divisiones locales y los centros que hasta ahora han participado de Climate Watch son:

  • En Arizona: Sociedad Audubon de Tucson
  • En Colorado: Sociedad Audubon del área metropolitana de Denver
  • En Georgia: Sociedad Audubon de Atlanta, Sociedad Audubon de la costa de Georgia
  • En Iowa: Sociedad Audubon de Big Bluestem, Sociedad Audubon de Dubuque, Sociedad Audubon de Loess Hills, Sociedad Audubon de Prairie Rapids
  • En Idaho: Sociedad Audubon de Snake River
  • En Maryland: Sociedad Audubon de Chesapeake, Centro Audubon de Pickering Creek
  • En Nuevo México: Sociedad Audubon del centro de Nuevo México, Sociedad Audubon de Sangre de Cristo
  • En Nueva York: Sociedad Audubon de Búfalo, Sociedad Audubon de Chemung, Sociedad Audubon de Jamestown, Sociedad Audubon de Onondaga
  • En Oregón: Sociedad Audubon de Corvallis, Sociedad Audubon de East Cascades
  • En Wisconsin: Sociedad Audubon de Gaylord Nelson
×