En una expedición de 1905 a la cuenca de Klamath en el suroeste de Oregón, a orillas de un lago pantanoso, William Finley se sienta a escribir notas, sin notar que él y su amigo Herman Bohlman sentaron las bases de la fotografía de aves. Foto: Herman T. Bohlman, William L. Finley, and Irene Finley

Acerca de la revista Audubon

Estas fotos de hace un siglo inspiraron algunos de los primeros refugios de aves del oeste

Tanto las tradicionales “selfies” conservacionistas como los primeros planos de aves de nidificación forman parte de un extenso archivo digital.

William Lovell Finley (1876-1953) fue pionero en utilizar la fotografía para promover la conservación. A finales de la década de 1890, él y su amigo Herman T. Bohlman comenzaron a experimentar con la fotografía de aves en ambientes naturales. En las décadas siguientes, Finley y sus colegas viajaron por rutas salvajes de Oregón y otros estados del oeste del país, capturando miles de imágenes de aves en sus hábitats naturales. Estos retratos vívidos, y la pasión con la que escribía sobre sitios clave de Oregón, ayudaron a convencer al presidente Theodore Roosevelt de designar Three Arch Rocks, la parte baja del Klamath y Malheur como los primeros refugios de aves federales del oeste.

Las fotografías y los escritos de Finley aparecieron en Bird-Lore, predecesor de Audubon, en 1905, y fue miembro fundador de la que hoy es la Audubon Society of Portland. En su próspera carrera, que incluyó una temporada como el primer guarda de coto estatal de Oregón, y años como activista independiente, continuó usando la fotografía para educar y entretener al público. Si bien su trabajo se enfocó en el noroeste del Pacífico, viajó por los Estados Unidos realizando presentaciones públicas en las que mostraba sus propias fotos y videos.

La Sociedad Histórica de Oregón y la Universidad estatal de Oregón han colaborado en forma reciente con un proyecto para recopilar y digitalizar gran parte del trabajo de Finley y sus colegas. Durante 2016 y 2017, digitalizaron más de 6,800 imágenes y más de 8,000 páginas de materiales manuscritos. Esta pequeña muestra nos brinda información fascinante sobre los inicios del movimiento conservacionista.

Nota: Debido a que la mayoría de las imágenes en los archivos no tienen créditos individuales, hemos dado crédito de las imágenes a tres personas. Bohlman y Finley trabajaron en equipo en sus primeras expediciones, y Bohlman fue quien seguramente tomó la mayoría de las fotografías, pero no participó mucho desde 1908. Irene Finley comenzó a participar luego de casarse en 1906, y no hay duda de que tomó muchas de las fotos que hoy están en el archivo, sobre todo en sus últimos años, en los que su esposo se inclinó más hacia los videos.

________________

Herman Bohlman (con la cámara) y William Finley siguen a una cría de pato en un humedal poco profundo de la cuenca de Klamath en Oregón, en 1905. En aquel entonces, había muchas cámaras pequeñas y baratas que utilizaban rollos, pero se podían obtener imágenes de mejor calidad con cámaras de campo de gran tamaño como la que se aprecia aquí. Fue un proceso arduo en el que hubo que exponer negativos en placa de vidrio de 5 x 7 pulgadas uno a la vez: una tarea que resultaba aún más difícil por las condiciones del campo. Si bien Finley y Bohlman solían usar trípodes, en esta instancia parecían haber optado por aparatos más fáciles de trasladar.

________________

En un humedal en la cuenca de Klamath, en 1905, los intrépidos fotógrafos capturaron este retrato de una cría de Gaviotín Negro nadando entre una Sagittaria latifolia. Las fotografías de Finley y su documentación de esos tesoros en materia de aves condujeron al establecimiento de refugios de vida silvestre en todo el oeste del país, llegando a cubrir un total de 240,000 acres, incluida la parte baja del Klamath, según se designó en 1908. Once años después de su muerte, en 1953, el Refugio Nacional de Vida Silvestre William L. Finley, en el centro-oeste de Oregón, recibió su nombre a modo de homenaje.

________________

Poco después de casarse en 1906, Irene Finley comenzó a acompañar a su esposo al campo, impertérrita frente a los desafíos que presentaba la moda de la época. Al cabo de unos años, cuando Herman Bohlman ya no podía salir tan seguido de expedición a raíz de sus obligaciones familiares, Irene se transformó en la socia principal de William. En su carácter de fotógrafa habilidosa, también escribió artículos muy populares sobre la naturaleza y fue coautora de dos libros junto a su marido.

________________

En Mission Peak, California, en 1904, William Finley y Herman Bohlman treparon un árbol inmenso en varias oportunidades para poder fotografiar un nido de Águilas Reales. Para obtener esta imagen, configuraron una cámara para que se disparara en forma remota con la intención de fotografiarse a sí mismos con dos águilas jóvenes. Ese tipo de intrusión en el nido hoy podría considerarse poco ético. Pero como pioneros en su campo, estaban innovando con tan solo tomar fotografías en vez de recolectar los huevos o dispararles a las águilas, teniendo en cuenta que ese tipo de conductas formaron parte de un contexto.

________________

En junio de 1903, William Finley y Herman Bohlman salieron a remar un doris desde Three Arch Rocks, en la costa de Oregón. Acamparon allí durante dos semanas, tomando las primeras fotografías que se conocen de leones marinos y aves de aquellas islas, incluidas aves como este Frailecillo Coletudo adulto. En ese momento, las islas no tenían protección legal; Finley y Bohlman querían imágenes de estas aves para ayudar a plantear que las islas debían designarse como refugios de vida silvestre.

________________

Con sus fotos de Three Arch Rocks, incluida esta imagen de un mullido Frailecillo Coletudo joven, Finley viajó a Washington hacia fines de 1903. El entonces presidente Theodore Roosevelt ya era conocido como conservacionista. A comienzos de aquel año, había designado Pelican Island, en Florida, como el primer refugio federal de aves y Finley decidió coordinar una reunión con él. Aparentemente, Roosevelt estaba impresionado con las fotografías e historias del joven, y cuatro años después, en 1907, nombró Three Arch Rocks como el primer refugio federal de aves al oeste del río Misisipi.

________________

En esta imagen, que posiblemente se tomó en 1902, Ellis Hadley, William Finley y Herman Bohlman, se habían sacado los pantalones para acercarse por el agua a fotografiar el nido de un ratonero de cola roja cerca de Portland, Oregón. Si bien puede parecer una foto espontánea, en realidad hubo que montarla con cuidado. Si se fijan en la mano de Bohlman, verán la cuerda que utiliza para disparar la cámara, en un intento por lograr una “selfie”. Finley comprendió el valor de promover su propio trabajo, y solía buscar la forma de fotografiarse con sus colegas trabajando.

________________

Las gaviotas, en su mayoría Gaviotas de California, vuelan en círculo por el río Klamath, al sudoeste de Oregón. Los primeros trabajos de Finley carecían de imágenes de aves en vuelo, probablemente porque ese tipo de fotografías resultaban difíciles de tomar con los equipos que tenían. Esta foto se tomó en 1912, con una película de nitrato de celulosa en vez de los negativos de placa de vidrio que utilizaban antes Finley y sus colegas.

________________

En una de las expediciones de 1908 a la cuenca del lago Malheur al sudeste de Oregón, Finley y Bohlman convirtieron un automóvil en una versión moderna de un carro o una goleta, y la utilizaron como caravana y laboratorio fotográfico. Aquí tomaron un descanso junto al vehículo para almorzar.

________________

En 1919, los Finley regresaron a la cuenca del Malheur con sus dos niños, William Jr. y Phoebe. Como siempre, el viaje se trataba de tomar fotografías y estudiar la naturaleza. Aquí está Irene Finley concentrada en un grupo de Pelícanos Blancos Americanos y de Cormoranes Orejudos. Esto sucedía en el límite de una colonia de nidificación, así que las aves que vemos probablemente sean demasiado jóvenes para volar. Hoy en día no se aceptaría semejante cercanía para tomar una fotografía, pero en ese momento resultaba un contraste con la completa destrucción de las colonias de nidificación de décadas anteriores.  

________________

William e Irene Finley viajaron por Arizona y Nuevo México en 1910 con sus dos hijos pequeños a cuestas. Cerca de Tucson, encontraron un nido de Gorriones Gorjinegros Carirrayados. Cuando los Finley armaron el equipo para fotografiar a los polluelos, los gorriones adultos superaron su temor y continuaron alimentando a sus crías. Aquí se ve a un Gorrión Gorjinegro Carirrayado posado sobre una de las cámaras. Otras imágenes de la misma serie muestran a los miembros de la familia sosteniendo a los polluelos en sus manos mientras los adultos se acercan a alimentarlos. Si bien a William Finley y sus socios se burlaban de la “falsa naturaleza”, también manipulaban o hacían posar a los polluelos que no volaban para lograr sus fotos.

________________

En un bosque de Rubus cerca de Portland, Oregón, un Colibrí Rufo hembra se posa sobre el borde de su nido: una pequeña maravilla de fibras vegetales y telas de araña, decorada con líquenes en la parte externa. Los Finley y Bohlman tomaron muchas fotografías de nidos de colibríes con el correr de los años, y se encargaron también de retratar este nido en 1904. Con los equipos a su disposición en aquel entonces, era la única forma práctica de conseguir fotos de colibríes en su hábitat natural.

________________

Hoy en día es ilegal tener a la mayoría de las aves y mamíferos autóctonos en cautiverio sin un permiso especial, pero antiguamente muchos naturalistas adoptaban estas criaturas como mascotas y para su observación. En esta fotografía que data de 1926, William Finley posa junto con Don Q. Quail, la Codorniz Californiana mascota de la familia. Con el correr de los años, la familia llegó a tener muchas mascotas de ese estilo, y la más insólita fue un Cóndor de California al que llamaron General. En el libro Wild Animal Pets (Mascotas salvajes), popular en 1928, William e Irene Finley describieron algunas de sus experiencias.

________________


Investigación fotográfica de Camilla Cerea.

Esta historia se publicó originalmente en la edición de verano de 2018 de Audubon como Early Heroes of Bird Photography” (Los primeros héroes de la fotografía de aves). Para recibir la revista impresa, hágase miembro hoy mismo realizando una donación.

“The views expressed in user comments do not reflect the views of Audubon. Audubon does not participate in political campaigns, nor do we support or oppose candidates.”