Colombia tiene más especies de aves que ningún otro país en el planeta, con un registro aproximado de 1.940 especies, es decir, un 20% de las existentes en todo el mundo. Esta riqueza única, que incluye las aves migratorias (más de 275 especies), que nos conectan geográficamente con las Américas, resalta la gran responsabilidad que, como ciudadanos del mundo, tenemos en conocer, valorar y conservar nuestras aves y sus hábitats.

Hoy, estamos construyendo una nueva estrategia, diseñada por un amplio grupo de interesados; que nos permita trazar una política nacional que, en los próximos 10 años, integre efectivamente el modelo económico, social y cultural del país con la conservación, manejo y uso sostenible de las aves. Nos urge la necesidad de desarrollar, un nuevo modelo de conservación, ya que estamos perdiendo las aves, la naturaleza y nuestro camino para un futuro sostenible y saludable. Y esto, es aún más relevante mientras Colombia se recupera del COVID y encuentra caminos alternativos durante los disturbios actuales. Las aves pueden liderar algunas de las soluciones basadas en la naturaleza que se necesitan en la próxima ola de desarrollo del país.

Análisis de la Estrategia Nacional de Conservación de Aves para Colombia

En el año 2000, Colombia fue pionera al perfilar una estrategia de conservación para las aves; varias organizaciones no gubernamentales y grupos de estudio universitario, liderados por el Instituto de Investigaciones Biológicas Alexander von Humboldt (IAvH), formularon la Estrategia Nacional para la Conservación de las Aves (ENCA) con el objetivo de “mejorar la conservación de las aves en Colombia a través de su estudio, protección y manejo de hábitats”.

En esta Estrategia, se formularon cuatro objetivos específicos: 1) desarrollar un sistema de información para el estudio y seguimiento del estado poblacional de las aves, 2) establecer un programa de educación ambiental para incrementar la conciencia ciudadana, 3) conservar la avifauna a través de la protección y manejo in situ y ex situ, y 4) fortalecer la capacidad  institucional para desarrollar la estrategia.

Cada  objetivo  incluía condiciones de viabilidad, responsables y resultados esperados que se desglosaban en metas y acciones a desarrollar a corto plazo. A partir de la publicación y posteriores esfuerzos de implementación ha habido un crecimiento notable en la ornitología, la pajarería y el aviturismo en el país.

Veinte años después, el Instituto Humboldt, la Red Nacional de Observadores de Aves de Colombia (RNOA) y National Audubon Society se unen para evaluar las lecciones aprendidas y construir de una manera participativa, una nueva estrategia que abra el diálogo a múltiples actores y audiencias para lograr que las aves trascienden el enfoque ambiental y faciliten el caminar de Colombia hacia una economía más sostenible.

Este gran reto empieza entre los meses de agosto 2020 y febrero 2021, con el inicio de la evaluación a la Estrategia Nacional para la Conservación de las Aves (ENCA) 2000-2020, con el objetivo de conocer el alcance, cumplimiento y desarrollo que ha tenido durante estos 20 años y aportar a la construcción de las fortalezas e indicadores a incluir para la próxima estrategia.

La evaluación de la ENCA 2000-2020 reveló que en veinte años hubo grandes avances, y también se identificaron retos y oportunidades, como:

  • La educación, difusión de información y conciencia ciudadana sobre las aves y su importancia incrementó significativamente en Colombia. Los datos de plataformas como eBird y iNaturalist, al igual que los múltiples materiales educativos sobre aves de Colombia, reflejan el gran progreso en este objetivo.
  • La disponibilidad de datos sobre las aves de Colombia (DATAVES, Sistema de Información de Biodiversidad (SIB)) y de publicaciones científicas sobre su biología, ecología y evolución aumentó exponencialmente desde el 2000, pero aún falta establecer un mecanismo para monitorear el estado de las poblaciones y su cambio en el tiempo.
  • La creación de áreas protegidas a nivel nacional (228) y regional (122), como los Parques Nacionales Naturales Serranía de los Yariguíes y Uramba Bahía Málaga, sitios importantes para la conservación de las aves.
  • La publicación del Libro Rojo de las aves de Colombia en 2002, actualizado en 2014. El análisis indica que las amenazas para las aves han cambiado en los últimos 20 años y que es necesario ampliar los esfuerzos de conservación y restauración para hacer frente a estos desafíos.
  • Se ha desarrollado una importante capacidad para trabajar en la conservación de las aves, la educación, la investigación y el aviturismo. Sin embargo, aún no se han desarrollado mecanismos tangibles de evaluación y seguimiento que midan el progreso y el impacto de los objetivos.
  • La Estrategia fue fundamental para formar la Red Nacional de Observadores de Aves - RNOA, que reúne a 20 organizaciones y grupos de observación en más de 10 departamentos del país, con unos 7.500 miembros.
  • La capacidad instalada en el país para el trabajo con aves aumentó exponencialmente desde el 2000, tanto a nivel académico (investigación y producción de conocimiento), como en contextos de educación (programas en colegios y universidades), y de desarrollo sostenible como el aviturismo. Sin embargo, aún falta proponer mecanismos tangibles de evaluación y monitoreo para medir el progreso e impacto de cada uno de los objetivos.
  • Asimismo, iniciativas de ciencia participativa como los Conteos Navideños de Aves y los Censos Neotropicales de Aves Acuáticas, desarrollados de manera ininterrumpida en los últimos 12 años en veinte departamentos, entregan información que potencialmente puede usarse para la toma de decisiones de conservación, generación de infraestructura, desarrollo urbano y restauración, entre otros.

Para conocer en detalle los resultados de este análisis, consulte aquí.

Diseño y actualización participativa de la ENCA 2021/2030

Luego de identificar las lecciones aprendidas y los retos que se deben incluir en esta nueva estrategia, se inició la segunda fase de diseño y actualización de la Estrategia, la cual se vienen desarrollando por medio del enfoque metodológico de los Estándares Abiertos para la Práctica de la Conservación.

A partir de marzo del presente año, se iniciaron talleres virtuales participativos, con el fin de construir una Estrategia con visión integradora de conservación, áreas temáticas, metodología de construcción de la línea base, objetivos generales y específicos, indicadores de desempeño (con seguimiento y gestión), acciones de implementación de corto, mediano y largo plazo e instrumentos de monitoreo y evaluación.

El Alcance geográfico de la Estrategia fue definido como: todo el territorio colombiano (continental, insular y marino, así como cuerpos de agua interiores), comprendiendo todas las especies de aves que habitan el país en algún momento de su ciclo de vida.

Y el Alcance temático: conservar y manejar sosteniblemente la diversidad de la avifauna de Colombia, los hábitats de los cuales depende y los servicios ecosistémicos que proveen, a través de la generación de conocimiento, investigación científica y su aplicación, la participación activa de distintos sectores, e instrumentos de política y planificación.

Y la proyección de la Estrategia, definida por la visión es: Colombia el país de las aves, conoce, valora y conserva la avifauna y sus hábitats.

Asimismo, se ha avanzado en la selección de once objetos focales de conservación, los cuales están enfocados en las aves de los diferentes ecosistemas colombianos  (Aves de Sabanas y Pastizales, Aves de Bosques y Matorrales Secos, Aves en Ecosistemas de Alta Montaña (+2500 m), Páramos, Bosques Altoandinos y sus Humedales, Aves de Bosques Premontanos y Montanos, Aves de Bosques Húmedos de Tierras Bajas, Aves de Humedales de Interiores de Aguas dulce, Aves en Sistemas Urbanos, Aves en Agroecosistemas, Aves marinas, insulares y de Manglar), así como con aspectos relacionados con la sostenibilidad y prácticas culturales relacionadas con la avifauna (Sistemas Culturales asociados a la apreciación de las aves y aviturismo).

El proceso de la construcción de la ENCA continuará todo el resto del año. A partir del mes de septiembre, se iniciarán los talleres sectoriales y regionales, los cuales tienen como objetivo establecer rutas de cambio que buscarán centrar las acciones en la resolución de amenazas y problemas en la conservación de las aves y sus hábitats en Colombia.

En marzo de 2022 se habrá finalizado una Estrategia Nacional para la Conservación de las Aves para Colombia y se iniciará la fase de comunicación, promoción e implementación por parte de los socios. Se están definiendo presupuestos y proyectos específicos con el Gobierno colombiano y un grupo más amplio de actores para asegurar una implementación robusta de la Estrategia. Deberíamos estar listos para insertar este trabajo en los debates presidenciales unos meses antes de las próximas elecciones en Colombia en mayo de 2022.

Como Audubon, también estamos apoyando al Ministerio de Medio Ambiente de Chile con la Estrategia Nacional para la Conservación de las aves en este país. Esperamos apoyar en los próximos dos años procesos similares en otros países de las Américas.

Manténgase al día

Nuestro boletín informativo por correo electrónico brinda información sobre los últimos programas e iniciativas