Foto: Glenn Bartley/Vireo

Falaropo Cuello Rojo

Phalaropus lobatus

Estas aves invierten los roles sexuales habituales en las aves: las hembras son más grandes y más coloridas que los machos y son las protagonistas del cortejo, mientras que los machos quedan a cargo de incubar los huevos y cuidar de las crías. Los falaropos picofino nidifican alrededor de extensiones de agua en la tundra ártica y pasan el invierno en el mar. Durante la migración se detienen en estanques poco profundos en el oeste, donde giran en círculos para recoger objetos de la superficie del agua. Sin embargo, al parecer la mayoría migra lejos de la costa, en especial en el este. A pesar de su tamaño reducido y su figura delicada, parecen estar muy cómodos en el mar abierto.
Estado de conservación Resulta difícil llevar un control de la población. Existen algunas pruebas de que en los últimos años la población se ha reducido en algunas regiones, como fuera de la costa de Nueva Inglaterra. Lo más alarmante es la desaparición de las antiguas concentraciones en el oeste de la bahía de Fundy. Las concentraciones de otoño en esa región se habían estimado en hasta 3 millones en la década de 1970, pero los números comenzaron a descender drásticamente en la década de 1980 y las concentraciones han disminuido de manera considerable.
Familia Escolopácidos
Hábitat Océano, bahías, lagos y estanques; tundra durante el verano. En el mar, suele concentrarse en zonas con aguas de surgencias o donde rompe la marea, a veces en los bordes de colchones de algas marinas. Tierra adentro, se detiene en estanques o lagos con gran cantidad de criaturas pequeñas para comer; por lo general, prefiere los estanques de plantas de tratamiento de aguas residuales, en los que abundan los insectos. Se reproduce en regiones de tundra, sobre todo en las orillas pantanosas de estanques y lagos.
Estas aves invierten los roles sexuales habituales en las aves: las hembras son más grandes y más coloridas que los machos y son las protagonistas del cortejo, mientras que los machos quedan a cargo de incubar los huevos y cuidar de las crías. Los falaropos picofino nidifican alrededor de extensiones de agua en la tundra ártica y pasan el invierno en el mar. Durante la migración se detienen en estanques poco profundos en el oeste, donde giran en círculos para recoger objetos de la superficie del agua. Sin embargo, al parecer la mayoría migra lejos de la costa, en especial en el este. A pesar de su tamaño reducido y su figura delicada, parecen estar muy cómodos en el mar abierto.
Galería de fotos
Comportamiento alimentario

A diferencia de otros escolopácidos, los falaropos buscan la mayor parte de su alimento cuando nadan al recoger objetos de la superficie del agua o ubicados a poca profundidad. Por lo general, dan vueltas en círculos sobre aguas poco profundas, tal vez para causar agitación y hacer que las presas se acerquen a la superficie. Suelen alimentarse con rapidez y de presas muy pequeñas.


Huevos

4, a veces 3. De color oliva a beis, con manchas de color marrón oscuro. Rara vez 2 o 3 hembras pueden llegar a poner huevos en un mismo nido. La incubación la realiza solo el macho y dura entre 17 y 21 días.


Cría

Las crías abandonan el nido el día posterior a la eclosión y se dirigen a la orilla del agua. El macho cuida de las crías y las empolla cuando son pequeñas, pero las crías se alimentan por sí solas. El macho se retira después de alrededor de 2 semanas, y las crías comienzan a volar aproximadamente a las 3 semanas de vida.

Dieta

insectos, crustáceos y moluscos. La dieta varía según la estación y el hábitat. En las zonas de reproducción y en el agua dulce cuando migra, se alimenta sobre todo de insectos, lo que incluye moscas adultas y sus larvas, escarabajos y fríganos. Durante las paradas de descanso en lagos alcalinos, puede alimentarse de muchas artemias. La dieta de invierno en el océano no se conoce demasiado, aunque es probable que incluya pequeños crustáceos y moluscos.


Nidificación

La hembra que busca pareja hace vuelos cortos, zumbando con las alas y emitiendo llamados. Durante el cortejo, la hembra nada alrededor del macho y trata de hacer que este la siga; el macho por lo general se muestra reacio y demuestra interés solo en forma gradual. En ocasiones, luego de dejar al macho al cuidado de los huevos y de las crías, la hembra busca otra pareja y pone otra nidada de huevos. Nido: Se encuentra en el suelo, comúnmente entre vegetación baja cercana al agua. El nido está escarbado a poca profundidad en el suelo y recubierto con hierba y hojas. Ambos sexos escarban nidos; luego la hembra escoge uno y es posible que ambos sexos colaboren para construirlo.

Migración

Durante la migración, su presencia es frecuente a cierta distancia de ambas costas. Es normal que migre en el interior del oeste (abundante en otoño a nivel local), pero es poco común en el interior del este (donde se registra principalmente en otoño). Las aves del oeste pasan el invierno en el mar, la mayoría de ellas al sur del ecuador, cerca del oeste de Sudamérica; las zonas de invernada de los migrantes de la costa este no se conocen en detalle.

Descargue la aplicación de nuestra Guía de Aves

Migración

Durante la migración, su presencia es frecuente a cierta distancia de ambas costas. Es normal que migre en el interior del oeste (abundante en otoño a nivel local), pero es poco común en el interior del este (donde se registra principalmente en otoño). Las aves del oeste pasan el invierno en el mar, la mayoría de ellas al sur del ecuador, cerca del oeste de Sudamérica; las zonas de invernada de los migrantes de la costa este no se conocen en detalle.

  • Todas las estaciones - Común
  • Todas las estaciones - Poco común
  • Reproducción - Común
  • Reproducción - Poco común
  • Invierno - Común
  • Invierno - Poco común
  • Migración - Común
  • Migración - Poco común

Explore otras aves similares

×