Foto: Garth McElroy/Vireo

Falaropo Pico Grueso

Phalaropus fulicarius

Estas aves invierten los roles sexuales habituales en las aves: las hembras son más grandes y más coloridas que los machos y son las protagonistas del cortejo, mientras que los machos quedan a cargo de incubar los huevos y cuidar de las crías. El falaropo picogrueso nidifica en la cordillera ártica y pasa el invierno en bandadas en los océanos del sur. Rara vez se lo puede ver tierra adentro en la mayor parte de América del Norte.
Estado de conservación Calcular la población no es sencillo; sin embargo, se cree que la misma ha disminuido en los últimos años. Las zonas de reproducción en la cordillera ártica son vulnerables a los efectos del cambio climático y los cambios en las condiciones del océano podrían originar problemas para las aves que pasan el invierno en el mar.
Familia Escolopácidos
Hábitat Océano; tundra en verano. Durante la mayor parte del año se lo encuentra solo en medio del mar, a menudo muy alejado de la costa. Prefiere las zonas con aguas de surgencias o donde rompe la marea, así como también los lugares en los que convergen las corrientes cálidas y frías; en ocasiones puede habitar junto con las ballenas. En verano se lo encuentra sobre tundra baja y húmeda, cerca de la costa en la cordillera ártica.
Estas aves invierten los roles sexuales habituales en las aves: las hembras son más grandes y más coloridas que los machos y son las protagonistas del cortejo, mientras que los machos quedan a cargo de incubar los huevos y cuidar de las crías. El falaropo picogrueso nidifica en la cordillera ártica y pasa el invierno en bandadas en los océanos del sur. Rara vez se lo puede ver tierra adentro en la mayor parte de América del Norte.
Galería de fotos
Comportamiento alimentario

A diferencia de otros escolopácidos, los falaropos buscan la mayor parte de su alimento cuando nadan al recoger objetos de la superficie del agua o ubicados a poca profundidad. Por lo general, dan vueltas en círculos sobre aguas poco profundas, tal vez para causar agitación y hacer que las presas se acerquen a la superficie. Suelen alimentarse con rapidez y de presas muy pequeñas. En el mar, pueden aterrizar en esteras de algas flotantes y recoger parásitos de los lomos de las ballenas. En las zonas de reproducción, también buscan alimento mientras caminan o vadean, y levantan vuelo para capturar insectos en el aire.


Huevos

4 y a veces 2 o 3. De color oliva a beis, con manchas de color negro o marrón oscuro. En ocasiones, 2 hembras ponen huevos en un mismo nido. La incubación la realiza solo el macho y dura entre 18 y 20 días.


Cría

Las crías abandonan el nido el día posterior a la eclosión y el macho las guía hacia la orilla de un estanque cercano. El macho cuida de las crías (la hembra rara vez participa), pero estas suelen alimentarse por sí mismas. El macho puede permanecer con las crías hasta que aprenden a volar o puede abandonarlas luego de unos pocos días; las crías abandonadas pueden valerse por sí mismas. El primer vuelo ocurre entre los 16 y 18 días de vida.

Dieta

incluye insectos, moluscos y crustáceos. En la tundra se alimenta de muchos insectos, en especial de los acuáticos; también de pequeños moluscos, crustáceos, gusanos, trozos de material vegetal y, rara vez, de peces pequeños. Se sabe muy poco sobre su dieta de invierno.


Nidificación

Durante el cortejo, la hembra vuela en un círculo amplio mientras emite sonidos. La hembra persigue al macho en el aire o en el agua, con la cabeza encorvada hundida entre los hombros. Luego de dejar al macho al cuidado de los huevos, la hembra a veces busca una segunda pareja y pone una segunda nidada de huevos. Nido: Se encuentra en el suelo entre vegetación baja, por lo general cerca del agua. El nido está escarbado a poca profundidad y recubierto con hierbas, liquen y musgo. Ambos sexos escarban varios nidos en el suelo y la hembra escoge uno, que luego el macho se encarga de cubrir.

Migración

Suele migrar cerca de la costa y rara vez se lo puede ver tierra adentro al sur de las zonas de reproducción. Unos pocos ejemplares pasan el invierno cerca de la costa de América del Norte, pero al parecer la mayoría se encuentra bien al sur del ecuador durante el invierno. Migra en otoño, un poco más tarde que el falaropo picofino.

Descargue la aplicación de nuestra Guía de Aves

Migración

Suele migrar cerca de la costa y rara vez se lo puede ver tierra adentro al sur de las zonas de reproducción. Unos pocos ejemplares pasan el invierno cerca de la costa de América del Norte, pero al parecer la mayoría se encuentra bien al sur del ecuador durante el invierno. Migra en otoño, un poco más tarde que el falaropo picofino.

  • Todas las estaciones - Común
  • Todas las estaciones - Poco común
  • Reproducción - Común
  • Reproducción - Poco común
  • Invierno - Común
  • Invierno - Poco común
  • Migración - Común
  • Migración - Poco común

Explore otras aves similares

Discover the native plants to bring birds to your backyard

×