De nuestra revista Magazine

Carta del Editor

Audubon continúa dedicado a ejercer un periodismo confiable

Nuestro compromiso con los informes rigurosos se ha extendido durante más de un siglo y continuará, incluso, en el futuro.

Cuando le pedimos al escritor Brooke Borel que investigara los esfuerzos para explorar la protección de aves insulares en peligro a través de la modificación del código genético de sus predadores, los ratones, no teníamos idea de que la National Audubon Society había tomado una posición sobre el asunto, o de cuál podía ser esta posición. Como Borel informa al final de "Diseño de una ratonera mejor", la respuesta es básicamente "No hemos tomado una postura, pero los científicos de Audubon tienden a ver las solicitudes de prohibición de investigaciones científicas con malos ojos". No necesitábamos saber que involucrarnos debido a nuestro interés en la historia tenía todo que ver con el hecho de que es una historia importante que estábamos seguros le parecería fascinante a nuestros lectores, y que nada tenía que ver con promulgar una línea organizacional.

El asunto es así: aunque suene extraño, Audubon no es Audubon. La revista ha funcionado como una entidad periodística independiente, publicada por la National Audubon Society y cubriendo temas de interés para los miembros de la organización (me gusta decir que es una revista de interés general sobre aves), durante todos sus más de cien años. No es un órgano oficial y su valor deriva completamente de su integridad, del hecho de que puede confiar en que lo que lee aquí es objetivamente preciso y justo, y que no es determinado por nuestros jefes organizacionales. Y que cuando informamos sobre el trabajo de Audubon, como lo hacemos regularmente, aplicamos el mismo rigor periodístico y compromiso con la claridad y la precisión. Encontrará un ejemplo particularmente claro de eso en "Oasis en tierra seca", nuestra investigación sobre el informe "Agua y Aves en el Árido Oeste" publicado por el equipo científico de Audubon. En definitiva, las nuestras no son noticias falsas.

Esa ética también se aplica enfáticamente a las fotografías que publicamos, y está debidamente contenida en las reglas de nuestros Premios de Fotografía Anuales Audubon, que declaran que las fotos presentadas deben "reflejar con precisión el tema como aparece en el visor", y cualquier alteración digital aparte de la "optimización estándar" es motivo de descalificación. La galería de los ganadores de este año y el Top 100 proporcionan evidencia indiscutible (si fuera necesaria) de que no hay nada más poderoso que ver realmente el mundo, con todo su esplendor y miserias, simplemente como es.

“The views expressed in user comments do not reflect the views of Audubon. Audubon does not participate in political campaigns, nor do we support or oppose candidates.”