Guía de campo

Aves Playeras 101: Qué buscar cuando llegas al agua

La diversidad de las aves playeras es impresionante, pero también puede ser abrumadora. Aquí hay cuatro grupos básicos para empezar.


A shorebird smorgasbord, including Western Sandpipers, Dunlin, and Short-billed Dowitchers. Video: Mark O'Connell/Shutterstock

Las aves playeras son una asombrosa colección de picos y patas, mudas y rabadillas, rarezas y hazañas. Están entre los más increíbles atletas de la naturaleza, algunos hacen vuelos de varios días sin parar para llegar a sus zonas de invernada o de cría. Mientras que a menudo se consideran parduscos y aburridos, ciertas especies son sorprendentemente coloridas durante unos pocos meses de verano. Si tiene la suerte de visitar el Ártico, donde muchos de ellos se reproducen, también puede encontrarlos realizando complejos despliegues aéreos y canciones. Contrasta su comportamiento tranquilo y recatado en las llanuras de lodo de América del Norte en otras estaciones. Pero es en esas otras épocas cuando se reúnen en números espectaculares, a veces en decenas de miles, creando un espectáculo excepcional para los observadores de aves.

Sin embargo, para los nuevos observadores de aves (y un grupo de expertos), aprender sobre las aves playeras puede parecer absurdo. Parte del problema es que hay docenas de especies norteamericanas: hasta 57 regulares, con casi 40 sólo en la familia de los escolopácidos. Algunas son verdaderamente similares entre sí (ejem, patamarillas); otras son confusas debido a sus diversos plumajes en diferentes edades y estaciones. Para abordar a las aves playeras, primero hay que reducirlas a un grupo. Una vez que se tiene un grupo más pequeño de especies, los desafíos de identificación se vuelven un poco más claros.

Aquí hay cuatro categorías para ayudar a que las aves playeras sean más manejables (y agradables). 

Ostreros

En América del Norte tenemos dos especies de ostreros: El Negro en la costa del Pacífico y el Americano en las costas del Golfo y del Atlántico. Son aves playeras grandes, pesadas y rotundas con patas gruesas y alargadas de color rosa. Lo que los hace distinguirse, sin embargo, son los largos y fuertes picos rojo-anaranjados.

El lugar preferido de la playa: El Ostrero Negro ama las costas rocosas, mientras que el Ostrero Americano disfruta de una amplia playa de arena.

Dato favorito: Estas aves no comen ostras, sino que se especializan en otros mariscos como almejas y mejillones. Es divertido ver a los ostreros abrir almejas: Hacen un agujero en la concha o perforan el área entre las dos mitades y las separan. Los ostreros jóvenes aprenden estos modales de mesa de sus padres; pero sólo usarán una estrategia u otra.

Cigüeñuelas y Avocetas

Avoceta Americana. Foto: Melissa Groo/Premios de Fotografía Audubon

Esta familia sólo tiene dos especies en nuestro continente, la Avoceta Americana y la Monjita Americana, y no son tan parecidas. Ambas son relativamente grandes, de piernas largas y pico largo, con un fuerte patrón blanco y negro en el plumaje. Los patrones gabinos son clásicos de estas dos aves. La avoceta es única por tener el pico fuertemente elevado y las patas grises. La cigüeñuela (Monjita Americana) es mucho más delgada y tiene un pico negro y recto con patas de color chicle.

El lugar preferido de la playa: Estas especies están asociadas con los hábitats de aguas salobres. Busquenlas en las marismas saladas dentro y fuera de la costa. (Por ejemplo, el Gran Lago Salado en Utah es un lugar de reproducción.)

Dato favorito: Entre las aves, la cigüeñuela tiene las piernas más largas en relación con su tamaño corporal, sólo superado por los flamencos.

Chorlitos

Como familia, los chorlitos se encuentran en todo el continente con varias especies que se reproducen tan al norte como el Ártico. El Chorlo Tildío es el chorlito más extendido y conocido; es el único con dos bandas en el pecho. Los chorlitos son muy visuales en su búsqueda de alimento, lo que les da sus movimientos y comportamiento únicos. Típicamente, se pasean por el suelo y se detienen abruptamente cuando ven señales de comida para picar en la arena o el barro. Entonces se pondrán en marcha de nuevo y repetirán el proceso. Este movimiento de parada y arranque es fácil de notar si lo buscas. Debido a que son tan visuales y a veces se alimentan en la oscuridad, los chorlitos tienen ojos grandes. Sus picos son cortos y relativamente fuertes, lo que les permite picotear y sacar en lugar de sondear. De hecho, parecen largas estacas de madera desde la distancia.

La familia se puede dividir más en los chorlitos de "barriga negra" más grandes. Estas especies, que incluyen el Chorlo Dorado Americano y el Chorlo Gris, tienen llamativos plumajes de apareamiento con partes inferiores oscuras. Los chorlitos más pequeños, como el Chorlo Tildío, casi todos tienen una o dos bandas oscuras en el pecho o bandas fracturadas a los lados de los pechos. Por ejemplo, el Chorlo Semipalmeado tiene un anillo completo, mientras que el Chorlo Nevado está restringido a "espolones". Sus colores son todos diferentes tonos de marrón y beige, casi como la arena seca o húmeda. Observen las patas negras contra las naranjas para separar aún más a los chorlitos anillados. 

El lugar preferido de la playa: Algunos chorlitos prefieren la arena; otros reinan en lodazales o en zonas húmedas y arenosas. Busca el Chorlo Tildío en granjas y praderas húmedas. Los Chorlos Nevados y Chifladores son agradables de ver en la playa (especialmente cuando hay polluelos).

Dato favorito: La mayoría de los Chorlos Dorados del Pacífico que se reproducen en Alaska vuelan sin parar para pasar el invierno en Hawai, replicando la migración de las ballenas jorobadas de Alaska.

Escolopácidos

Los escolopácidos son, con gran ventaja, el grupo más grande de aves playeras. Varían muchísimo en tamaño y en la longitud y forma del pico. A diferencia de los chorlitos, sondean con sus picos y usan las puntas sensibles para sentir su comida. Así que espera ver un montón de aves sin cabeza en el agua... ¡más diversión de identificación!

Los escolopácidos más grandes vienen en dos variantes: los que tienen el pico curvado hacia abajo, los zarapitos, y los que tienen el pico recto o ligeramente curvado hacia arriba, los picopandos. Pero incluso entre las bandadas de picopandos y zarapitos, sus picos pueden variar bastante, llevando a estilos de búsqueda ligeramente diferentes.

El grupo principal de escolopácidos abarca el género Calidris. Incluye un número de especies del tamaño de un gorrión conocidas colectivamente como "playeritos", junto con el más conocido Playero Blanco. Este pajarito veloz puede encontrarse en todas las costas de los Estados Unidos, persiguiendo las olas en grupos aparentemente coreografiados. Otros playeros populares son los corpulentos Vuelvepiedras Rojizos y Negros, el extraño y distintivo Playero Alzacolita, los majestuosos costureros, las engañosas patamarillas y sus parientes Tringa, las corpulentas y graciosas Agachonas Norteamericanas y Chocas del Este, y los falaropos, que literalmente nadarán en círculos a tu alrededor. La primavera es la mejor época para aprender todas las diferentes aves y sus formas, ya que los plumajes brillantes hacen que sea más fácil separarlas. Pero el verano es la estación perfecta para elegir unas pocas especies y empezar a practicar para el próximo año.

El lugar preferido de la playa: Los escolopácidos pueden encontrarse en océanos, arroyos, estuarios e incluso en praderas. Mientras que sus hábitats son muy diversos, una marisma en marea baja es justo el lugar para obtener una generosa porción de especies.

Dato favorito: Los Playeros Blancos son escurridizos durante la temporada de cría, ya que se aparean en la tundra del norte. Pero durante la migración y en invierno, se convierten en una de las aves más extendidas de la Tierra y se pueden encontrar en las playas de todos los continentes excepto en la Antártida. 

***

¡Estudiar a las aves! Aprende las aves playeras y cientos de otras aves norteamericanas con nuestra aplicación gratis

“The views expressed in user comments do not reflect the views of Audubon. Audubon does not participate in political campaigns, nor do we support or oppose candidates.”