Osprey_Bob_Howdeshell_Great_Backyard_Birdcount_participant

Águila pescadora. Foto: Bob Howdeshell/Great Backyard Bird Count.

Conclusión

Para muchas especies de aves, la pérdida de lugares naturales de nidificación ha contribuido a una disminución en su población. Las estructuras artificiales como las jaulas para anidar, las madrigueras, las plataformas o las torres de descanso pueden marcar una verdadera diferencia.

Los viejos árboles huecos solían ser el lugar de descanso favorito del vencejo espinoso. Con la llegada de los asentamientos humanos, las chimeneas se convirtieron en una alternativa agradable para los vencejos. Sin embargo, la pérdida de los bosques antiguos y la disminución o remoción de las chimeneas en desuso ha provocado una disminución del número de vencejos. Afortunadamente, con la construcción de torres para vencejos y mediante la preservación de chimeneas antiguas, podemos ayudar a salvar a estas notables aves.

Las sialias, así como otras aves que nidifican en cavidades, prefieren hacer sus nidos en los espacios que dejan los pájaros carpinteros en árboles muertos. Sin embargo, la pérdida generalizada del hábitat, combinada con la tendencia popular de talar los árboles muertos sin tener en cuenta su valor para la vida silvestre, ha causado la pérdida de cronoxilos. Esto ha provocado la disminución de muchas especies de aves. Un tercio de las aves norteamericanas que nidifican en cavidades está experimentando una disminución significativa a largo plazo. 

Otras aves, como el águila pescadora, se han beneficiado ampliamente de la colocación de plataformas de nidificación que simulan las partes superiores planas de árboles viejos tumbados naturalmente por el viento, o que ofrecen una alternativa a los peligrosos postes eléctricos sobre los cuales estas aves rapaces corren el riesgo de electrocutarse. Las águilas pescadoras jóvenes son especialmente susceptibles, dado que ponen a prueba sus alas cerca de las líneas de alta tensión. 

Si bien lo mejor es preservar los hábitats de nidificación y de descanso de las aves, el hecho de ofrecer estructuras artificiales puede tener un rol fundamental en la conservación de estas especies.