Tierras de trabajo

Ecosistema de artemisas

Urogallos de Gunnison. Foto: Gary Kramer/USFWS.

Conclusión

Impacto de la conservación de 80 millones de acres en los EE. UU.; mejores resultados para tres especies prioritarias de aves.

El territorio virgen de artemisas, que ofrece un hábitat crucial para el urogallo de las artemisas y para el urogallo de Gunnison, es uno de los paisajes más impresionantes de las Montañas Rocosas de la región oeste. El territorio de artemisas cubre aproximadamente 120 millones de acres y se extiende desde el este de Washington hasta el centro de Wyoming y, hacia el sur, hasta el norte de Nuevo México y Arizona. Es el hogar de un sinfín de especies, que incluyen 297 especies de aves, 87 especies de mamíferos y 63 especies de peces. Este paisaje fértil pero frágil ha sido fragmentado, degradado y, en algunas áreas, eliminado completamente por distintas actividades humanas. Algunos informes indican que el hábitat de estepa de artemisas se ha reducido un 50 % con respecto a los niveles de hace un siglo.

Hoy en día, la mayor amenaza para el ecosistema de artemisas es el desarrollo energético. Es por eso que el programa Audubon Rockies, junto con la Oficina de Administración de Tierras (BLM, por sus siglas en inglés), los gobiernos estatales y otras partes interesadas, ha incentivado la adopción de una estrategia revolucionaria que establezca un equilibrio entre la protección de la vida silvestre y la cobertura de las necesidades energéticas de la nación. Este enfoque científico identifica los mejores lugares para la instalación de granjas eólicas y limita la huella de las actividades de extracción de petróleo y gas, mientras que protege el hábitat principal del urogallo. Como resultado, 15 millones de acres del hábitat del urogallo en Wyoming ahora están protegidos, y la BLM ha expandido este enfoque a Nevada, Utah, California, Oregón, Washington, Idaho, Montana, Dakota del Norte y Dakota del Sur. El trabajo pionero de Audubon en una ruta migratoria puede llevar a alcanzar el éxito en otras. Esta estrategia también es muy prometedora en el sur para la protección del urogallo chico y de las praderas con pastizales cortos.

Teoría de la victoria: Al enfocarse en el estado de conservación amenazado de tres especies (urogallo grande, urogallo de Gunnison y urogallo chico), Audubon garantizará un futuro sustentable para los ecosistemas de artemisas y praderas, así como también para su vida silvestre.

×