Piping_Plover_John_Huba

Frailecillo silbador en una playa de Long Island, NY. Foto: John Huba.

Conclusión

Impacto de la conservación de 875.000 acres; mejores resultados para ocho especies prioritarias de aves.

Más del 10 % de los habitantes de los Estados Unidos viven en un radio de 80 kilómetros respecto del estrecho de Long Island. Audubon impulsa una iniciativa ambiciosa para mejorar el estado del estrecho, de manera que se protejan las poblaciones de aves acuáticas y costeras prioritarias y se alcance un equilibrio entre las necesidades de la naturaleza y de las personas. Nuestro equipo de políticas nacionales se unió a Audubon Connecticut y Audubon New York para lograr que los legisladores y otras partes interesadas brinden su apoyo a Sound Vision, un plan de acción de dos años diseñado para proteger y restaurar el estrecho. El plan, desarrollado por la Comisión de Asesoramiento de Ciudadanos del Estrecho de Long Island, combina proyectos de restauración con esfuerzos legislativos unificados. La ciencia desempeña un papel central en los esfuerzos de Audubon en el estrecho. Esto se evidencia en el trabajo de Audubon Connecticut para evaluar el éxito de reproducción de las especies y la identificación de lugares óptimos de nidificación, lo cual en última instancia beneficiará al ostrero común americano, al frailecillo silbador, al chingolo colifino, al charrán rosado y a otras especies prioritarias de aves.

Teoría de la victoria: Audubon organizará su red para restaurar el estrecho de Long Island a fin de que recupere su condición de estuario saludable y funcional, que sustenta el desarrollo de las aves acuáticas y costeras en equilibrio con el uso humano y la recreación. Esto incluye una red de hábitats costeros y en tierras altas que estén protegidos de forma permanente y se manejen de modo adecuado, lo que asegurará la presencia de áreas adecuadas para la reproducción, la migración y la invernada de aves, así como de un sector pesquero robusto para proveer alimento para las aves.