Áreas protegidas

Nuestros portafolios de conservación en las Américas.

Las áreas protegidas bien gestionadas son esenciales para mantener las poblaciones de aves e invertir su declive. También son una estrategia probada para salvaguardar la biodiversidad, además de ser cruciales en la lucha contra el cambio climático. Este enfoque de conservación no es nuevo para Audubon. Comenzando en Norteamérica a principios del siglo pasado, y con una perspectiva hemisférica desde la década de 1950, Audubon ha trabajado con socios (ONG locales, gobiernos e instituciones multilaterales) y comunidades de todo el continente americano en el proceso de designación de Áreas Importantes para las Aves (IBA) y apoyando iniciativas de áreas protegidas que contribuyen eficazmente a la conservación de las aves y de los lugares donde viven.

En las Bahamas, desde 1959 Audubon es socia del Bahamas National Trust en la protección del patrimonio natural de las islas. Hemos apoyado la creación del Parque Nacional Cayos Joulter (2015), una importante zona de invernada para 13 especies de aves costeras, entre las que se encuentran el chorlo gris, el chorlo rojo, el chorlo semipalmeado, el zanate norteño y aves zancudas como la garza rojiza, que están en peligro de extinción.

En Belice, Audubon tiene un largo historial de trabajo con la Belize Audubon Society para salvaguardar y mejorar la gestión de cuatro de las áreas protegidas más importantes del país. Nuestro trabajo con la Sociedad Audubon de Belice tiene como objetivo mejorar la gestión de 58.680 hectáreas de tierras protegidas que sustentan al zorzal moteado y a muchas otras aves migratorias de la ruta migratoria del Atlántico, así como a especies residentes.

En México, Audubon y Pronatura Noreste han formado una asociación para conservar las aves de pradera en los pastizales del desierto de Chihuahua del norte de México, que proporcionan un hábitat de invernada para el 85% de las especies de aves de pradera que se reproducen en las grandes llanuras occidentales de Estados Unidos y Canadá. Los pastizales también desempeñan un papel esencial en la vida y el sustento de las comunidades ganaderas de ambos lados de la frontera.

En Panamá, la National Audubon Society y Panamá Audubon están trabajando para salvar 202.340 hectáreas de los humedales de la bahía de Panamá del impacto del desarrollo insostenible. Los manglares y las marismas de esta bahía sustentan a las aves playeras migratorias de todo el hemisferio, incluido un 30% de la población mundial del playero occidental. A la fecha, hemos ayudado a elaborar el primer plan de acción para la conservación de los humedales.

Audubon comenzó a trabajar en Colombia en 2015, centrándose en sitios costeros y forestales clave del país. Nuestros esfuerzos comenzaron en la costa Caribe, que incluye el ecosistema de bosque seco tropical altamente amenazado, así como los flancos boscosos de la Sierra Nevada de Santa Marta, un área crítica de parada e invernada para las especies migratorias.

Nos hemos expandido a los Andes Centrales, la principal zona de producción de café en Colombia, y a la región del Valle del Cauca, un paisaje estratégico en el nuevo plan de negocios de Audubon Américas. Nuestro objetivo es llevar las prácticas amigables con las aves a 1 millón de hectáreas de tierras productivas, proporcionando hábitat y conectividad a través de los paisajes que beneficiarán a las especies prioritarias costeras y forestales, entre ellas la Reinita de Canadá, la Reinita cerúlea, la Reinita alidorada, la Reinita protonotaria, el playero semipalmeado, el playero occidental, la garza rojiza y el charrán mínimo.

Ya en el sur, Audubon lleva más de 15 años trabajando en Chile para proteger a las aves playeras migratorias y sus hábitats. En el archipiélago de Chiloé, en colaboración con el Centro de Estudio y Conservación del Patrimonio Natural (CECPAN), los esfuerzos de conservación han beneficiado a más del 90 por ciento de la población de la costa del Pacífico de la Aguja Cenicienta y alrededor del 60 por ciento de los zarapitos del Pacífico que invernan en Chiloé. Más recientemente, con el apoyo del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos y la Fundación David y Lucile Packard, Audubon ayudó a asegurar la conservación a largo plazo de algunos de estos importantes sitios para las aves playeras y acuáticas a través de la compra de extensiones estratégicas de tierra en Pullao, Curaco de Vélez y Huildad.
 

Conserva Aves

La cobertura de las áreas protegidas ha aumentado de forma constante en la última década, pero siguen existiendo importantes baches en los objetivos de conservación de áreas clave de América Latina, a lo que se suma, en toda la región, el rápido avance de la degradación a gran escala de los hábitats a gran escala y una alarmante pérdida de biodiversidad. 

Conserva Aves es el nuevo enfoque de Audubon Américas para proteger y gestionar áreas prioritarias para la conservación de las aves en México, Panamá, Colombia y Chile. Esta iniciativa aprovecha los últimos avances científicos, da un enfoque sistemático a la planificación de la conservación y se basa en la amplia experiencia en la región de Audubon y sus socios -American Bird Conservancy, BirdLife International y RedLAC - para impulsar una plataforma innovadora que elevará la conservación en todo el hemisferio durante los próximos diez años.

Haga clic aquí para saber más sobre Conserva Aves.

 

Nuestras aves priorizadas en las Américas

Noticias de las Américas



Manténgase al día

Nuestro boletín informativo por correo electrónico brinda información sobre los últimos programas e iniciativas