Lights_Out_NASA_Earth_Observatory

Vista de los Estados Unidos desde el espacio. Foto: Observatorio de la Tierra de la NASA.

Todos los años, miles de millones de aves migran al norte en primavera y hacia el sur en otoño. La mayoría vuela durante la noche. A medida que sobrevuelan las grandes ciudades durante la noche, pueden desorientarse por las luces radiantes, en particular aquellas que se ubican sobre edificios y otras estructuras, cuyos haces se proyectan en el cielo y se cruzan en el camino de las aves. Millones mueren.

Algunas son víctimas de colisiones contra ventanas durante la noche. Otras vuelan en círculos confundidas hasta quedar exhaustas y al aterrizar son víctimas de otras amenazas urbanas. Decenas de especies se ven afectadas, lo que incluye especies prioritarias —aquellas que hemos identificado como las que más necesitan nuestra ayuda y aquellas que más se beneficiarían de ella— como el colibrí de Allen, el mirlo de pecho cinchado, el chipe alidorado y el gorrión sabanero marino. 

Lights Out (Luces apagadas) es un esfuerzo nacional para reducir este problema. La estrategia es simple. Si convencemos a los propietarios y a los administradores de edificios de apagar las luces durante los meses en que las aves migratorias vuelan sobre la ciudad, ayudaremos a brindarles una vía segura entre sus sitios de nidificación y de invernada.

Para ver una lista de los programas de la iniciativa Lights Out (Luces apagadas) que ya se han aplicado alrededor del país, haga clic aquí